«Más del 10% de los asturianos ya han recibido la primera dosis de la vacuna»

Adrián Barbón está viviendo, como cualquier asturiano, una de las etapas más extrañas de nuestra historia más reciente. Preparado e ilusionado para lidiar y buscar soluciones a los problemas de Asturias se ha dado de bruces con una pandemia. La covid-19 llegó sin manual de instrucciones y con la única y pobre referencia de la gripe española de hace un siglo. Barbón se han enfrentado a esta situación apoyado principalmente por especialistas sanitarios, ha adoptado medidas impopulares con el objetivo claro de salvar vidas.

Adrián Barbón, Presidente del Principado de Asturias.

– La primera pregunta parece obligada ¿En qué situación se encuentra ahora la región?

– Lo primero es recordar que todavía estamos en una situación de riesgo alto. Hemos salido del riesgo extremo pero estamos en el alto, y tenemos que darnos cuenta que para poder decir que tenemos la situación controlada debemos tener 50 casos por 100.000 habitantes, medidos en catorce días. Nos queda mucho para llegar a esa situación.

– ¿Es muy alta la presión hospitalaria?

-Todo va relacionado. Una vez tengamos controlados los casos y podamos llegar a esos 50 comenzará a disminuir la presión hospitalaria y empiezan a disminuir el número de fallecidos. Estos dos factores van siempre con retardo, e necesario bajar al mínimo los casos, para que se estabilicen. Todavía nos queda mucho. La ambición que nosotros tenemos sería legar al 9 de mayo, que es cuando finaliza el estado de alarma, en la mejor situación epidemiológica posible. Lo que es lo mismo intentar acercarnos lo más posible a cero.

– Entendemos que las medidas a tomar por parte del Gobierno que usted predice dependerán de la evolución del coronavirus, pero ¿considera que las decisiones tomadas fueron las adecuadas?

-La gestión de la pandemia nos llegó sin un manual de instrucciones. Démonos cuenta que la última pandemia de dimensiones similares, estamos hablando de más de un siglo atrás: la gripe española. Estamos aprendido sobre cada medida que adoptamos, hemos aprendido de la primera, de la segunda y de la tercera ola. Yo creo que en la tercera ola las medidas están siendo muy proporcionales, ya que al hacerlo por concejos permitió que en esta tercera ola adoptásemos medidas excepcionales en 20 concejos, de un total de 78. Es decir, hemos logrados que 58 concejos tuviesen solo medidas generales pero nunca, nunca han tenido que adoptar restricciones máximas. Son medidas proporcionales pero que también van en el sentido de reducir. Porque cuando la gente me pregunta o se pregunta ¿cuál es la situación de máximo riesgo?, yo siempre digo que es estar en espacios cerrados en los que nos quitamos la mascarilla. Esas son las situaciones de mayor riesgo a las que nos enfrentamos, y vamos aprendiendo.

Marta Varela, Adrián Barbón y Fidel Fernández, durante la entrevista.

– Los riesgos son evidentes ¿pero y el exceso de confianza?

-Lo hemos tenido y debemos aprender de él. Yo creo que a finales de verano hubo un exceso de confianza generalizado y también nos tocó aprender. Después nos llegó la lección de la Navidad. Por eso nos toca enfrentarnos a una Semana Santa atípica, intentando no caer en ese exceso de confianza. Por eso no se van a flexibilizar las medidas , ni vamos a abrir el cierre perimetral de Asturias, ni se va a modificar el toque de queda. No podemos vivirla, como la gente pudiese pensar similar a años anteriores. Va a ser una Semana Santa completamente atípica no va a ser un periodo festivo para que la gente expansione., sino todo lo contrario Y lo hacemos para tratar de evitar una cuarta ola, y para ello es necesario sacrificar la Semana Santa. En una pandemia como esta aprendes cada día y lo haces también observado los aciertos y los errores que cometes, y los que someten en otros sitios.

– Si hablamos de decisiones tomadas, tenemos que recordar que usted en un momento dado dijo que los cierres perimetrales no habían sido eficaces, ¿Por qué optó otra vez por ellos?

-Hay matiz, yo en realidad lo que dije, literalmente, es que los cierres perimetrales no habían sido tan eficaces como esperábamos. Pero me refería al cierre perimetral por sí sólo. Los que hemos adoptado ahora no son sólo cierres perimetrales sino que van acompañados con el cierre del interior de la hostelería. Ahora se adoptan cierres perimetrales y cierres del interior de la hostelería por concejos, tratamos de evitar que la gente se mueva entre concejos para ir por ejemplo a locales hosteleros vecinos expandiendo así el virus. Tratamos de evitar la expansión de virus entre concejos. Yo entiendo que nos agote y nos agobie, pero tenemos que ser conscientes de que esto es una anemia y/p tomamos medidas e intentamos controlar esto o se traducirá en muertes. No podemos olvidarlos nunca, máximo cuando en Asturias y sobre todo en la cuenca tenemos una población muy envejecida.

– Ha hecho referencia a la cuenca ¿en qué situación se encuentra?

-Intento mantenerme al día de los datos de la cuenca del Nalón, de donde soy y donde vivo. Soy un vecino más aunque muchos días me toca quedarme a vivir en Presidencia, en el apartamento que hay, pero mi vida está en Laviana en la cuenca del Nalón de la que me siente o un orgulloso vecino.

– Está en marcha la esperada vacunación, ¿Cómo vamos en Asturias?

 -Ya hemos superado en la primera dosis las 104.014 vacunas, lo que supone que como mínimo el 10% de los asturianos ya han recibido la primera dosis. Priorizando a nuestra gente de mayor edad. Y son inmunes, con las dos dosis, más de 37.000. Estamos a al cabeza del mundo en vacunas, pero queda mucho. Tenemos que ser conscientes de que para lograr la inmunidad haya que hablar de porcentajes de entorno al 75%, la cepa británica nos vino a corroborar que cuanta más gente esté vacunada mejor para evitar la transmisión de virus.

– Coronavirus, medidas restrictivas… todo esto ha influido negativamente en nuestra economía ¿Cómo se pude mitigar este daño?

-Los países que consiguieron dañar menos la economía son curiosamente los que controlaron mejor su situación sanitaria, es decir, aquellos que tomaron medidas radicales para erradicar el virus como Nueva Zelanda, Australia, países asiáticos… son los que aguantaron mejor lo que significa que la base de la economía es la salud. Aquellos que abogan por combinar salud y economía se equivocan, lo que nos demuestra la realidad comprada es que es precisamente al revés. Controlando la situación pública se reanima mejor la economía. En Asturias lo hemos comprobado este verano, cuando mejor situación epidemiológica turismo fue nuestra mejor situación económica. Soy consciente de que las medidas de protección de la salud que adoptamos tienen evidentemente su correlación en el sector económico, y que lo daña, pero el mejor camino para reanimar la economía es garantizar la salud pública. Además conocedores de que daños algunos sectores económicos estamos movilizando dinero. A finales de 2020 se realizó una convocatoria de ayudas de 33,3  millones de euros, y ahora mismo ya se está solicitando una segunda linea de ayudas de 74 millones. Asturias está haciendo un importante despliegue de ayudas públicas para ayudar a los sectores más castigados, sabemos que no podemos compensar todas las pérdidas pero si intentamos acompañar. Tenemos que tener claro que el mejor camino para reanimar nuestra economía es la vacunación y controlar la pandemia.

– Y las ayudas de la Unión Europea pueden ayudar, pero ¿Cómo se van a gestionar?

-En primer lugar debemos tener claro que estas ayudas, junto a la compra de las vacunas son el mejor ejemplo de la utilidad de la Unión Europea. Desde donde se está dando, casi por primera vez ante una crisis, una respuesta global. La Unión Europea se está movilizando y va a destinar recursos por valor de 750 mil millones de euros, a España se calcula que le tocaran 140 mil millones entre ayudas directas y créditos. Tenemos que ser capaces de presentar proyectos tractores y proyectos de inversión, pero sobre todo ligados a la actividad económica, en escores como digitalización, la generación de nuevas fuentes de energía renovables o nuevos proyectos de tipo hidrógeno.. en base a esos ejes estratégicos hemos creado un sistema de gobernanza público-privada en la que hay un comité asesor, con una oficina guiada por técnicos. Asturias se está preparando bien porque no nos van a regalar nada

– Para zanjar el tema pandémico ¿Se imaginó en alguna de sus peores pesadillas gestionar la situación extrema que atravesamos?

-Uno cuando se presenta a una responsabilidad como presidir su comunidad piensas muchos escenarios pero una pandemia no se la imagina nadie. Yo desde el principio tuve dos ideas claras. La primera que me parecía fundamental, que no podíamos enfrentarlos a al situación con miedo. Y segundo, tener claro el objetivo, salvar el mayor número de vidas posibles, y en Asturias desde el principio apostamos para ello por la ciencia, y siempre nos dejamos asesorar por expertos en salud pública y epidemiólogos.

– ¿Podemos aprenden de esta pandemia?

-Deberíamos. Igual ahora no somos muy consciente, pero de cara al futuro vamos a valorarlo. Yo considero que el aprovechamiento de una red de villas distribuidas por el territorio, y no el aglutinar a todas la población en dos o tres ejes urbanos, aporta una calidad de vida y una seguridad en salud que merece la pena poner en valor. Yo creo que en concreto, la cuenca del Nalón con una comunicación con el centro de Asturias muy buena, merece la pena poner en valor que esta comarca minera tiene muchos atractivos respecto a la calidad de vida que puede ofertar. Yo de ello creo que mucha gente que vivía en las grandes ciudades, pero que provenían de las cuenca o que su familia teja una casa en el pueblo se está replanteando el volver a empadronarse e ir a vivir a esos pueblos o villas porque esta mundo va a cambiar. Los científicas nos dicen que esto puede repetirse, y nos d más seguridad vivir en poblaciones más reducidas. No podemos dejar de pasar eso, y el valle del Nalón tiene que dar un paso al frente y exponer al resto de  Asturias que ofrecemos una calidad de vida inmejorable. Yo no vengo a vivir a Oviedo porque la calidad de vida en el Nalón en inmejorable. Además estoy muy orgullosos de mis vecinos, y de como hemos afrontado estos meses tan difíciles, que no es ajena a nuestra cultura minera. En momentos en los que estuve confinado en Presidencia, cogía fuerzas de los mensajes que llegaban desde la cuenca. Me reivindico como uno más de la cuenca.

El presidente repasa junto a La Cuenca del Nalón algunos de los proyectos que más interesan a los vecinos, y aporta su visión sobre el futuro económico más cercano.

– En lo referente al Valle del Nalón: ¿para cuándo veremos completado el soterramiento? Una obra que dio comienzo en noviembre de 2009…

-Tenemos que reconocer que en este proyecto hubo una tramitación que ha ralentizado la ejecución de los trabajos. Cabe recordar que la supresión de los fondos mineros dejó el proyecto manga por hombro, el Principado tuvo que asumir sólo la ejecución de los trabajos cuando había un compromiso con el Gobierno de España. Se tuvo que esperar a un cambio en el Gobierno de España para que se implicase en la finalización de la obra. A día de hoy yo ya espero, al igual que todos los langreanos y los vecinos de la cuenca que está vez sea la definitiva. En estos momentos desde la Intervención del Principado se está analizando el nuevo convenio remitido por el Gobierno de España. Adif invertirá en torno a 48 millones y desde el Principado 11. La obra y servicio ferroviario se prevé este a finales de 2022 o primeros de 2023. Tenemos que ser conscientes que la pandemia ha ralentizado muchas infraestructuras que en estos momentos comienzan a ver una luz al final del túnel, como por ejemplo la variante de Pajares donde todos los contratos están en licitación, adjudicación o en marcha.

– Otro punto de interés para la Comarca es la navegabilidad en el pantano de Tanes. ¿Cuándo se podrá utilizar?

-Los planes de gestión y uso no permitían navegar y tuvimos que tramitar una modificación legal importante. Ahora desde la consejería de Medio Rural se llegó a un acuerdo pero es necesario una implicación de la iniciativa privada, porque la gestión no la asumirá ni el Principado, ni el Ayuntamiento. Necesitamos animar a los emprendedores que den un paso adelante. Siendo conscientes de que debe ser compatible con la calidad del agua. Seamos conscientes de que el agua va a ser cada vez un bien más preciado. Los pasos que se están dando de manera coordinada con todas las administraciones implicadas son la redacción del proyecto constructivo y la tramitación administrativa de los permisos necesarios, que permitirán acometer actuaciones previstas en el segundo semestre de este año 2021. Hay que tener en cuenta que el proyecto constructivo, ya de por si complejo, ha de disponer de unas salvaguardas adicionales por tratarse de un espacio protegido, especialmente reseñables aquellas relacionadas con las embarcaciones cautivas y su inertización frente a organismo exóticos invasores, el control de aforos etc… Teniendo en cuenta esto se espera que este mismo año se haga realidad la navegación deportiva sostenible en Tanes, año en el que las especiales circunstancias derivadas de la pandemia complican y dificultan cualquier actuación.

-¿Qué futuro tiene la línea de Feve Gijón-Laviana? Porque está en unas condiciones lamentables, tanto las vías como las estaciones.

-Yo diría que ahora tiene más futuro que nunca. Por primera vez en muchos años, muchos años de abandono de los gestores primero era Feve y después Adif, haya que recordar que nos e hizo ninguna gestión de puesta a punto. Y tenemos que recordar que hace poco se anunció la licitación y adjudicación de una obra importantísima de renovación y mantenimiento, con lo cual hay que hacer algún estudio más de cómo va a ser la línea; pero lo primero era actualizarla sino la realidad a la que nos llevaba era la muerte lenta, muerte por inanición, Ahora mismo más futuro que nunca en muchos años

– En cuanto al tráfico rodado; ¿Se contempla un posible desdoblamiento del corredor del Nalón hasta Laviana?

-Yo creo que haya que ser serios. El objetivo prioritario, fue el primero en desarrollares que fue el desdoblamiento hasta Sama y la conexión con el desdoblamiento de los túneles de Riaño que era fundamental, y se logró. Hay que reconocer que en estos momentos hablar de un desdoblamiento hasta Pola de Laviana sería un pelín utópico, en la situación actual.

– Los polígonosestán en una situación delicada y es por eso que la pérdida de trabajo es aúnmás dolorosa: ¿Se sabe algo del futuro de Vesuvius?

-Vesuvius tiene un trabajo detrás de meses que desde Industria están convencidos de que va a fructificar algún tipo de iniciativa. Pero nosotros somos un gobierno prudente, no decimos nada hasta que este hecho todo. Entendemos que el tiempo de crear falsas expectativas, o anuncios que nunca se trasladan a la realidad ya paso. Y por eso nos gusta más hacer un trabajo discreto y presentarlo cuando ya tengamos alguna conclusión.

– ¿Puede llegar a cuajar el proyecto de Iberdrola?

-Somos conscientes de que hay alternativas empresariales que deben tenerse en cuenta, por ejemplo en los terrenos de la térmica de Lada. Son prioridades para este gobierno, para mi como presidente pero también como vecino del valle del Nalón.

– ¿En qué situación se encuentran las piscinas de Pénjamo? No olvidemos que están cerradas desde 2010. ¿Se contempla recuperarlas?

-No todo es tan fácil, hay muchas cuestiones que analizar. Tengo que ser necesariamente prudente, esto no tiene nada que ver de cómo se hacían las cosas hace cuarenta o cincuenta años. Ahora se nos presentan situaciones en las que no es posible, tampoco quiero decir que no se vayan a recuperar pero es complicado afrontar algunas cuestiones

– Es cierto que la pandemia nos cambió el paso a todos y todas pero, tras el fracaso de grandes empresas que se asentaron en el Valle gracias a los Fondos Mineros Alas Aluminium y Venturo XXI son los casos más llamativos, ¿existe algún plan de reactivación económica para la Comarca?

-Ahora hay un nuevo desarrollo, hemos firmado 60 nuevos convenios con fondos mineros que van a suponer una movilización muy importante de recursos. Se trata de proyectos estratégicos elaborados para cada concejo. Así en San Martín del Rey Aurelio está vinculado al edificio TIC que contará con una ampliación muy importante. En un sector, el tecnológico, en el que la cuenca del Nalón ha dado paso muy importantes.

En relación a Laviana, haya proyectos importantes en desarrollo, saneamiento. Uno de los proyectos más importantes es de Revalorización del Monte Carrio que se conecta directamente con la apuesta que está haciende o el concejo por poner en valor espacios degradados, recuperándolos para la ciudadanía y además convertirlos en una atractivo turístico, como es el proyecto Senderos del Carbón. La apuesta del concejo de Laviana es muy ilusionante en cuanto a moteo económico.

Todos los proyectos que se han presentado en esta nueva hornada de fondos mineros o bien insisten en la mejora de la calidad de la vida de las personas, o en mejora de polígonos industriales o proyectos tractores desde el sector turístico, tecnológico…

 – Tal y como se están desarrollando los acontecimientos, parece que La Cuenca podría tener un futuro en las nuevas tecnologías, pero volvamos a nuestro pasado, ¿Qué papel puede jugar la minería en los próximos años? Nos referimos al aprovechamiento de sus recursos, como la geotermia o los edificios en desuso.

-La minería del carbón está desapareciendo por el cambio que se está produciendo en las fuentes clásicas de producción de energía, en favor de nuevas energías es evidente no sólo aquí sino en toda la Unión Europea donde se ha hecho una apuesta fundamentan de lucha contra el cambio climático. Si se conserva la minería metálica, pero fuera de las cuencas.

Respecto a la minería del carbón hay que tener en cuenta, el enorme patrimonio industrial que  tiene Hunosa y que se debe saber explotar y utilizar. Hay proyectos muy importantes como el que se está desarrollando en el pozo Sotón que debemos reconocer, pero haya otros proyectos importantes como la geotermia y multitud de proyectos que están funcionando en otros concejos. También tenemos la opción de la biomasa. Pienso en el plan de futuro de Hunosa y de los sindicatos mineros de conversión de La Pereda para garantizar su futuro y el de la propia Hunosa. También áreas de desarrollo en los antiguos espacios de los pozos mineros. Tenemos que nazca lo nuevo en lo que todos conocimos y que nos da pena verlos vacíos.