Continúan las trabas para la navegabilidad del pantano de Tanes

Caso reclama 3 millones de euros anuales por compensaciones a Cadasa y EDP

Hace casi medio siglo el bello municipio de montaña de Caso apostaba por el futuro de Asturias y accedía a perder uno de sus parajes más fructíferos y prometedores, Tanes de abajo, para acumular uno de sus bienes más deseados y permitir que miles de asturianos disfruten de un agua sin comparación. Un sacrificio que supuso perder centenares de empleos, decenas de negocios y la historia de muchas familias, como contrapartida una promesa por la que siguen esperando compensaciones que les permitan asegurarse un futuro. En esa espera los contratiempos han sido inmensamente mayores que las alegrías. Hoy, parte de un Parque Natural desconocido y escasamente promocionado, tiene la esperanza de esa promesa de crecimiento en el agua que generosamente cuidan para el resto de la región.

Consciente de ver pasar las oportunidades sin que paren en Caso, los casinos han dicho basta a sabiendas que puede ser la última ocasión para garantizar su futuro y ver como el pueblo de Tanes y a la vez todo el concejo, recupera su antigua grandeza. Y salieron a la calle arropados por todos sus representantes políticos capitaneados por el alcalde Miguel Ángel Fernández y unidos recuerdan a Asturias que su futuro pasa por poder hacer un buen uso lúdico y deportivo de las aguas del embalse de Tanes. Aguas que son destinadas para el uso humano como ocurre en otras instalaciones similares en diferentes puntos de España que sí permiten estos usos. El sentir de un pueblo que ya no se va a callar hasta tener un futuro.

Manifestación a favor de la navegabilidad del pantano en Tanes.

Mientras los vecinos luchan desde el respeto, en las administraciones un proyecto de décadas sigue acumulando retrasos en base a continuas adversidades que parecen insalvables. Pocas cosas están claras, la navegación en el embalse de Tanes está permitida durante todo el año, con un máximo 33 embarcaciones sin motor de forma simultánea, más nueve de la Federación Asturiana de Piragüismo para entrenamiento deportivo. Las embarcaciones que se utilicen deberán ser “cautivas”, sin uso previo en otras aguas y condicionadas a no salir con posterior retorno de las aguas del embalse de Tanes (con excepción de las embarcaciones utilizadas en labores de salvamento, protección civil y policía). Condición que lastra una posible apuesta por parte del sector turístico y deportivo.

Las pruebas deportivas no estaban autorizadas inicialmente, pero fueron incluidas después entre las actividades permitidas. El reglamento refleja que el número máximo de competiciones que pueden ser organizadas por la Federación Asturiana de Piragüismo cada año son ocho. En estas competiciones podrían ascender a 80 embarcaciones en el agua, según consta en la resolución de la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial que fija las normas de utilización del pantano casín para el uso lúdico y deportivo. Finalmente, el número máximo de embarcaciones permitidas en los dos embarcaderos del pantano casín será de cien y deberán estar identificadas individualmente.

Finalmente, todo parece reducirse a que la prioridad de cuidar la calidad del agua, y para ello a pesar de no presentar estudios científicos que lo demuestren y apoyados en las alegaciones presentadas por EDP y Cadasa, el Principado asume que en las aguas de Tanes solo navegarán embarcaciones cautivas lastrando así cualquier conato de establecer un proyecto turístico deportivo. Mientras se espera que Cadasa autorice al Ayuntamiento de Caso el uso de las zonas necesarias para ejecutar las obras de los embarcaderos, que finalmente deberá asumir el gobierno regional, todos los partidos políticos con representación en el consistorio casín han cimentado su unión para luchar por el futuro del concejo. El alcalde asume la portavocía de todas las formaciones y anuncia que “si tenemos que conformarnos con que sólo se permitan embarcaciones cautivas lo haremos, pero que esta prohibición sea para todos. Que Cadasa tenga una embarcación permanentemente en Caso para realizar labores de limpieza etc…”, a lo que añadió “como compensación por esta prohibición pedimos que Cadasa y EDP abonen al concejo como compensación 3 millones de euros al año y que se actualice cada ejercicio con el IPC”. Otra de las condiciones es que “se cierre todo el perímetro del embalse de Tanes, por seguridad, evitando así que accedan al mismo y puedan dañar sus aguas tanto animales como personas”.

Los más jóvenes del concejo también se sumaron a las protestas de reclamación de la navegabilidad del embalse casín.

Condiciones que se desprenden de una declaración institucional apoyada por todos los grupos representados en la Corporación (PSOE, IU, PP y Foro), en la que la Corporación lamenta las “trabas injustificadas” que está sufriendo la navegabilidad del embalse y denuncia el “olvido” que sufre el concejo a la hora de recibir “contrapartidas” por el embalse. Especialmente críticos se mostraron los grupos municipales con EDP y Cadasa, que aprovechan el pantano para producir energía y abastecer de agua a la zona central de Asturias. “Nuestro territorio merece, y por lo tanto exige, que esta iniciativa (el uso lúdico de Tanes) salga adelante con todas las medidas preventivas que sean necesarias, pero sin poner trabas sin justificación”, señala la Corporación en su declaración.

“Respecto a la preocupación manifestada tanto por Cadasa como por EDP en sus alegaciones, consideramos que el protocolo planteado por Confederación Hidrográfica del Cantábrico y la Consejería de Medio Rural, siendo aplicado con rigor, avala una correcta gestión y minimiza de forma muy importante el riesgo de introducción de especies invasoras”, sostiene la Corporación, para añadir que “lastrar el proyecto antes de su nacimiento, impidiendo la celebración de competiciones, reclamada por la Federación Asturiana de Piragüismo, lo condena antes de su nacimiento, al hacerlo económicamente inviable para aquellas iniciativas que puedan surgir para su gestión”. También se quejó el Ayuntamiento de que Caso no recibe “ninguna compensación” por parte de EDP por el uso del pantano y que las que recibe de Cadasa “son muy exiguas”. Caso quiere y necesita un futuro, esa es su lucha y la mantendrán porque son conscientes de que llevan años cediendo y perdonando demasiado, siendo solidarios en detrimento de sus propias necesidades. Es la hora de Caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *