Medio Ambiente concluirá a principios de 2022 las obras de restauración del suelo de los antiguos Talleres del Conde

El vicepresidente Juan Cofiño visitó los trabajos de descontaminación en la zona, a los que su departamento destina 136.000 euros

El vicepresidente y consejero de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático, Juan Cofiño, ha anunciado el pasado sábado que los trabajos de recuperación ambiental del suelo de los antiguos Talleres del Conde, en Langreo, a los que su departamento destina 136.000 euros, concluirán a principios de 2022.

Durante la visita que ha realizado a las obras, Cofiño ha explicado que actualmente se está acometiendo el desbroce y la demolición de las losas de hormigón ubicadas en los terrenos. También ha indicado que se está tramitando la documentación administrativa para transportar los residuos contaminados a Cogersa. En principio, está previsto que el traslado se inicie a finales de este mes para, posteriormente, realizar un nuevo análisis del suelo y proceder a su relleno. Una vez finalizada la restauración, el Ayuntamiento de Langreo, propietario de los terrenos, acondicionará la parcela con el fin de darle diversos usos, entre ellos, la construcción de un recinto ferial.

Además del actual proyecto de rehabilitación ambiental, la Administración local ya ha sacado a licitación el proyecto para ejecutar los accesos al recinto, que serán subterráneos y pasarán bajo las vías del tren. Una vez finalizadas estas actuaciones, el ayuntamiento urbanizará la parcela.

En suma, en todas estas iniciativas se invertirán cerca de seis millones, financiados a través de  convenios de los fondos mineros.

El vicepresidente y consejero de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático, Juan Cofiño, durante su visita a los Talles del Conde.

Medio Ambiente adjudicó en agosto el proyecto de recuperación medioambiental de Talleres del Conde, donde se desarrolló una intensa actividad metalúrgica durante los siglos XIX y XX. La actuación, que se inició en septiembre, afecta a una superficie aproximada de 500 metros cuadrados, con una profundidad mínima de 25 centímetros, que incluye la capa de tierra vegetal.

El proyecto también incluye la excavación de cerca de 515 metros cúbicos de tierras, la demolición y levantado de 300 metros cuadrados de pavimento de hormigón en masa y el relleno de zanjas con material de la excavación, así como la gestión y transporte de los residuos.

Otras intervenciones se centran en la retirada de suelos contaminados, generados por la ubicación de diferentes actividades siderúrgicas en la parcela, como un taller de calderería. Los resultados de los análisis realizados evidencian la presencia en los terrenos de metales pesados, sobre todo arsénico y plomo, así como otros compuestos orgánicos. En total, se estima que se retirarán 400 metros cúbicos de suelo.

Al margen de la restauración de Talleres del Conde, también se está tramitando la descontaminación voluntaria de suelos en la parcela de Nitrastur, también en Langreo, para abordar futuros usos terciarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *