La vacunación afianza datos para el optimismo

Vacunación contra el coronavirus en Langreo.

No se ha llegado al final, pero parece estar cerca. Las cosas parecen ir bien, Esto ha llevado al presidente del Principado, Adrián Barbón, a adelantar el alivio de las restricciones por la pandemia antes de que finalice el estado de alarma el próximo día 9 de mayo. Lo anunciaba el vicepresidente del Principado, Juan Cofiño, «se está trabajando» aun en la resolución, pero sí adelanto que la mano se levantará en parte el jueves día 6, y que se anunciaran previamente.

Desde la prudencia y con los datos de vacunación por el buen camino, parece que la pandemia está en una situación controlable y controlada- Asturias se estabiliza en un estado de meseta, como consecuencia de las decisiones que han ido adoptando y por el cumplimiento de las medidas por parte de la ciudadanía. Permite que Gobierno valora que a partir del día 6 se mejoraran las condiciones en que algunos sectores económicos van a operar. Deben ser decisiones sosegadas y prudentes según la evolución de la pandemia. Y se espera que tras rebasar ese estado de meseta los indicadores deberían seguir bajando. No se habla, pero todo parece encaminarse a la conquista de una normalidad.

Punto de vacunación en San Martín del Rey Aurelio.

El Observatorio de la Salud del Principado reconoce que los datos son más que positivos. La incidencia acumulada de contagios está en descenso Además hay más datos positivos: la ocupación asistencial hospitalaria es la más baja desde el 12 de octubre. Y sobre todo hay dos razones para la esperanza: la vacunación y el buen tiempo. Las actividades en exteriores que reducen los contagios. No en vano el año pasado Asturias encadenó pese al elevado turismo más de 20 días sin contagios. Y la vacunación sigue avanzando a buen ritmo. De hecho según el Principado estamos a punto de alcanzar las 330.000 personas al menos con una dosis. Por otra parte, el número de personas que han rechazado la administración de la vacuna se sitúa en Asturias en los 8.516.

La vacunación está siendo la gran aliada en el control de la pandemia. La efectividad de la vacunación contra la Covid-19 entre las personas residentes en centros de mayores se sitúa entre el 81 por ciento y el 88 por ciento, según el informe elaborado por el Ministerio de Sanidad. El Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) ha administrado 488.153 dosis de las diferentes vacunas contra la COVID-19. Por fabricantes, en el Principado se han administrado 375.626 dosis de Pfizer, 76.501 de AstraZeneca, 33.039 de Moderna y 3.000 de Janssen.El Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) ha administrado 488.153 dosis de las diferentes vacunas contra la COVID-19

AstraZeneca, está siendo el gran dilema. Los cerca de dos millones de trabajadores esenciales menores de 60 años que fueron inoculados con AstraZeneca y a los que ahora se veta la segunda dosis por los episodios de trombos en la UE seguirán en el limbo durante casi un mes más. En Asturias, se trata de 76.300 personas que ya han recibido la primera inyección. La Comisión de Salud Pública acordó posponer otras cuatro semanas el segundo pinchazo (hasta las 16), saltándose así expresamente las recomendaciones del laboratorio y de la Agencia Europa del Medicamento (EMA), que instan a inyectar la segunda dosis antes de los 84 días (doce semanas) que marca el prospecto.

Las restricciones

El Gobierno regional está acelerando la maquinaria jurídica para dar con los textos legales que adapten sus sistema de 4+ a la nueva realidad. El Ejecutivo asturiano prevé aprobar la reforma de la Ley de Salud Pública que permitirá al Principado declarar el estado emergencia sanitaria una vez finalizado el estado de alarma nacional el 9 de mayo. A pesar de este nuevo marco jurídico, para limitar libertades fundamentales de los ciudadanos, como la de circulación, será necesario el permiso de los tribunales.

El último borrador de la norma, faculta al Gobierno regional para «declarar, a propuesta de la Consejería de Salud, la situación de emergencia sanitaria, en la totalidad o en parte del territorio de la comunidad autónoma». También podrá aprobar «las medidas de protección de la salud que le proponga la Consejería». Para anunciar dicho estado de emergencia, la propuesta del consejero de Salud en cuestión «irá acompañada del informe o informes técnicos-sanitarios que justifiquen la declaración».

Vacunación en Laviana.

La ley entiende por emergencia sanitaria «aquella situación extraordinaria que, por su gravedad o magnitud, representa un problema para la salud pública, ante el cual las autoridades consideran necesario poner en marcha una serie de acciones y medidas con repercusión transversal importante, a nivel sanitario, económico y social, para preservar la salud de la población en la comunidad autónoma». Es decir, unas circunstancias que reúne la actual pandemia de covid-19.

La última resolución de la Consejería de Salud sobre el sistema 4+ ya dio tímidos avances. Es el caso de la vuelta del deporte en edad escolar (sin público), el uso de piscinas con cuatro personas máximo por calle, el permiso a competiciones al aire libre hasta 300 personas. Siguen prohibida la apertura de discotecas y salas de baile, y las salas de concierto. Los hoteles y alojamientos turísticos pudieron reabrir y se permitieron las atracciones de feria, con condiciones

 FONDOS EUROPEOS

Europa manda apostar por la movilidad eléctrica y la rehabilitación de viviendas. Así España deberá destinar uno de cada cuatro euros de los fondos europeos de recuperación que se invertirán en los próximos tres años a dichas actuaciones. Esas dos áreas absorberán más de 20.000 de los 70.000 millones que se movilizarán durante la presente legislatura. A un lado queda nuestra Industria. Una de las líneas vitales para Asturias, la modernización y mejora de la competitividad de la industria, recibirá tan sólo 3.780 millones de euros, menos del dinero destinado a la digitalización de las administraciones públicas o al desarrollo del 5G.

El Gobierno aún no sabe cuándo llegarán los 140.000 millones que le corresponden a España del plan de Recuperación hasta 2026, pero ya tiene su hoja de ruta para ir gastando al tener incluidos 27.000 millones en los presupuestos de este año. Los principales proyectos se sitúan en la estrategia de movilidad sostenible, segura y conectada. Con 13.200 millones de euros orientados a la electrificación de las vías públicas, instalación de puntos de recarga e incentivos para la compra de vehículos eléctricos, como el plan Moves 3 aprobado por el Consejo de Ministros. Los programas de rehabilitación de vivienda y regeneración urbana. Con 6.820 millones de euros. En este bloque se incluyen actuaciones como la instalación de paneles solares de autoconsumo o mayor eficiencia energética de las viviendas. Le siguen la modernización de las administraciones públicas. Con 4.315 millones destinados, sobre todo, a reforzar la digitalización y evitar el exceso de temporalidad de los empleados públicos. Y para finalizar, el plan de digitalización de pymes. Con 4.060 millones de euros para digitalización, innovación y apoyo para el crecimiento., y la hoja de ruta del 5G. Con casi 4.000 millones de euros para que la nueva tecnología de comunicación llegue “a todos los rincones” de España.

Vecinos de Langreo esperando su turno para recibir la vacuna.

En esta misma línea está la política industrial España 2030 y economía circular. Con 3.780 millones de euros para ayudar a la industria a afrontar los nuevos retos ambientales y de digitalización, y mejorar su competitividad. Una línea clave para Asturias pues en ella se incluirían los prometidos apoyos para la industria electrointensiva. La cuantía, limita las expectativas de un fuerte apoyo para la descarbonización de la siderurgia. Las otras quince principales inversiones son un plan de competencias digitales (3.590 millones de euros), modernización e impulso del sector turístico (3.400 millones), sistema de ciencia e innovación (3.880 millones), despliegue e integración de energías renovables (3.165 millones), nueva economía de los cuidados (2.492 millones), nuevas políticas públicas para un mercado de trabajo “dinámico resiliente e inclusivo” (2.363 millones), preservación del litoral y recursos hídricos (2.091 millones), plan estratégico de formación profesional (2.076 millones), conservación y restauración de ecosistemas y biodiversidad (1.642 millones), modernización y digitalización del sistema educativo (1.648 millones), hoja de ruta del hidrógeno renovable (1.555 millones), infraestructuras eléctricas, redes inteligentes y almacenamiento energético (1.365 millones), renovación y modernización del sistema sanitario (1.069 millones) y estrategia nacional de inteligencia artificial (500 millones). Fuera de las 20 principales líneas se encuentra la Estrategia de Transición Justa, con compensaciones de 300 millones para territorios como Asturias afectados por el cierre de térmicas de carbón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *