“Ya tenemos el dinero necesario para terminar con la deuda del ayuntamiento”

No hay Comentarios »

Miguel Ángel Fernández fue elegido en las pasadas elecciones alcalde del concejo de Caso. De los proyectos y problemas del municipio y del día a día de los vecinos nos habla en esta entrevista con LA CUENCA DEL NALÓN.

Miguel Ángel Fernández, alcalde de Caso.

-¿Cómo estructurará este nuevo gobierno de mayoría y en qué lo basará?

– Será igual que lo tenía cuando no había mayoría absoluta. Creo que ni nos pueden cambiar las ideas ni nos puede cambiar la manera de actuar. En ayuntamientos pequeños son necesarias todas las opiniones de los grupos políticos porque todos queremos el bien común. Después habrá diferencias en el cómo y en el qué debemos hacer antes, pero todos estamos en lo mismo.

Caso es un concejo donde hay muchas personas mayores. Ahora mismo, el Principado ha ideado la puesta en marcha del Programa Senda. ¿Qué le parece ésta iniciativa pionera?

– Estamos muy contentos con este programa que, además, salió de la trabajadora social del Ayuntamiento de Caso y de la trabajadora de Rompiendo Distancia. Nos encontramos con que hay personas que ni quieren la teleasistencia ni nadie que les vaya a hacer ayuda a domicilio porque se defienden bien, pero sí que deberían tener una serie de servicios y saber cómo se encuentran. El gobierno regional acogió esta idea y la ha puesto en marcha. Yo creo que es innovadora y necesaria, porque las noticias que salen en prensa nacional con personas que encuentran fallecidas después de años no son nada halagüeñas. En el medio rural tenemos que ser capaces de dar respuesta a estas situaciones.

– ¿Qué otras necesidades hay en Caso?

– Estamos notando, y así nos lo hacen llegar también desde la Asociación de Empresarios Redes Natural que en determinados momentos como Semana Santa o meses de verano se generan puestos temporales de trabajo. Por eso estamos trabajando en algún espacio para tener a los pequeños y que los padres puedan ir, con total tranquilidad, a ganarse un jornal que nunca viene mal. Estamos barajando la puesta en marcha de una ludoteca, que cubriría un rango más amplio de edades, donde los vecinos de Caso puedan dejar a sus hijos en momentos puntuales.

-Ha habido varias manifestaciones en los últimos meses solicitando medidas contra el lobo. ¿Cuál es su posición?

-Tenemos ahora mismo la mejor ley, la más garantista a nivel legal y con informes jurídicos sobre la mesa que la avalan. Esto es así. Mi planteamiento va en dos sentidos. Por un lado hay que disminuir, que no erradicar – fíjate bien en la diferencia – los problemas que genera el lobo en los pastos altos. Y por otra parte, en lo que si no hay cabida, es en que el lobo merodee por las zonas pobladas. No puede ser que jabalíes en grandes ciudades supongan una alarma y el lobo, caminando por los pueblos, no.

-¿Se oye la voz de los pueblos en el Principado?

-Ahora mismo hay un cambio muy importante y el medio rural está siendo escuchado. Cuando tienes que hablar con un director general de ganadería que sabe perfectamente qué le estas contando porque él mismo lo vive, ya se establece la primera diferencia.

-El turismo y la ganadería siguen siendo pilares fundamentales del concejo. Se espera que en breve también tengan el camping de Caleao…

-Tenemos dos actividades que son complementarias y van de la mano; y así lo vemos desde el gobierno. Mal lo estaríamos haciendo si no fuera así. En cuanto al camping, espero y deseo que sea pronto una realidad. Primero porque es una iniciativa privada de una persona joven y con muchas ganas, y después porque sé que va a atraer a muchas personas y que ofrece un equipamiento que no existe en la zona.

El alcalde casín, durante la entrevista.

La accesibilidad sigue siendo un problema en el concejo. Las carreteras no están en sus mejores momentos pero tampoco la telefonía e internet. ¿Qué negociaciones se están llevando a cabo en este sentido?

– Cuando empezaron a surgir los problemas la Dirección General de Innovación se puso en contacto con nosotros pero no es un problema de querer incrementar lo que hay si no de que lo que “dicen que hay” lo haya de verdad. No podemos seguir teniendo pueblos en los que se pagan cuotas de telefonía móvil e internet que luego no llega, porque cuando pasan 30 días sí que llega la factura. No hay que olvidar que en el ayuntamiento estuvimos tres semanas mirando unos para otros porque no funcionaba ni el teléfono fijo. Esto hay que resolverlo y en ello estamos. A mi no me gusta publicitarlo porque no es algo bueno y retrae a la gente que quiera venir a Caso. No estoy para nada cómodo y de hecho me cabrea que tengamos las comunicaciones como en los años 40.

También hay noticias buenas. Ahora mismo, por ejemplo, tenemos el dinero necesario para terminar con la deuda del ayuntamiento que se retrasó tras la reagrupación de los ayuntamientos a nivel nacional. Estamos hablando que el último pago serían unos 300.000 que están en caja y están esperando. Sabemos que va a tener unos retrasos y que nos va a meter unos intereses, pero también lo tenemos previsto. Nosotros queríamos haberlo pagado. Somos un ayuntamiento cumplidor.

– ¿Qué proyectos futuros tenéis?

– Tenemos varios. Son servicios que vemos que hay que mejorar y que nos preocupan. El primero es la recogida de basuras que seguimos compartiendo con el concejo vecino y a la que hay que buscar una solución que permita prestar un mejor servicio.

Luego está el tema de la iluminación que está generando quejas entre los vecinos, y con razón. Cambiamos a iluminarias led pero las bombillas se funden constantemente y reponerlas es un gasto enorme, cuando precisamente se pusieron para fomentar el ahorro energético. En condiciones normales esas bombillas deberían de durar nueve años y a pesar de los problemas que se están generando, no conseguimos llegar a un acuerdo con la empresa contratada con lo que preveo acabaremos en la vía judicial si sigue la cosa así.

Otro tema importante es el agua potable de los pueblos. Tenemos pueblos con problemas de abastecimiento – alguno que otro-, otros con una buena calidad de agua; y otros en los que no llega a los estándares que desearíamos. Tenemos que buscar soluciones. Si somos la despensa del agua de Asturias los vecinos de Caso deben tener también derecho al mejor agua del mundo. Vamos a poner todo el empeño para sacar esto adelante.

Dejar Comentario