Sanatorio Adaro, 100 años de Historia

Comentarios desactivados en Sanatorio Adaro, 100 años de Historia

De hospital de mineros a hospital de todos

El Sanatorio Adaro cumple 100 años con una evolución de su asistencia que ha derivado en servicios geriátricos concertados y la puesta en marcha de innovadoras terapias de rehabilitación

Hace 100 año que el perfil urbanístico de Sama no se explica sin el edificio del Sanatorio Adaro, un inmueble que hace frontera con el vecino distrito de Ciañu y que pasó de ser un referente en la medicina laboral, por el que pasaron miles de mineros, hasta convertirse en lo que es hoy: Una institución centenaria concertada donde pueden encontrar ayuda habitantes de la comarca (y de fuera) de todas las edades. Desde la reciente Unidad de Atención Temprana, que ayuda a niños con problemas, hasta las plazas geriátricas que ya hace años disfrutan muchos vecinos.

Accidentados de la minería haciendo ejercicios de rehabilitación en la piscina del Adaro, a mediados del siglo XX

La historia del Adaro comenzó en realidad hace 104 años. Fue en 1910 cuando arrancó la obra y su primer nombre fue “Hospital de Heridos”. Hubo que esperar a febrero de 1914, concretamente al día 12 de ese año (meses antes de que comenzara la Gran Primera Guerra Mundial) para que comenzara a funcionar. Entonces, su apertura supuso un avance importantísimo en atención sanitaria y servicios médicos que, hasta ese año, prestaba la Casa de Socorro. Aquel primer hospital de heridos pasó, quince años después a depender del Patronato para Mineros Heridos de Langreo. Y ahí cambió su nombre para recibir el que fuera su fundador, Don Luis Adaro y Magro. Denominación que aún hoy conserva. Y si Luis Adaro es un nombre propio unido irremediablemente al Sanatorio langreano, otro es sin duda el doctor Vicente Vallina. Traumatólogo, conocido popularmente como “el médico de los mineros”,  Vallina es una figura científica y humana que aún hoy permanece en la memoria colectiva de la cuenca del Nalón. Este médico minero ha marcado un antes y un después en los pacientes y también los profesionales que a lo largo de las últimas décadas han trabajado en el hospital desde su fundación.

Piscina climatizada del Adaro donde se realizan labores de rehabilitación

Otra fecha importante para el Adaro es el 25 de enero de 1952. Fue entonces cuando se constituyó la Mancomunidad Sanitaria de Empresas, con carácter particular y sin ánimo de lucro. Las empresas que conforman inicialmente esta entidad se mantuvieron hasta marzo de 1995 cuando la Junta de Gobierno del Sanatorio decide la constitución simultánea de una fundación benéficoasistencial sin ánimo de lucro.

A partir de este momento es cuando la nueva entidad Fundación Sanatorio Adaro inicia un proceso de transformación para su conversión en un centro geriátrico mediante la concertación de camas de carácter residencial con los servicios sociales. Durante ese tiempo, mantiene su tradicional atención ambulatoria a trabajadores accidentados a través de la colaboración con las mutuas de accidentes laborales y su actividad rehabilitadora. En 1998 se lanza a su intención fundamental de ser un hospital geriátrico rehabilitador de media y larga estancia, que permita, entre otros objetivos, realizar una oferta de servicios atractiva y complementaria Desde entonces, también se ha preservado y ampliado su actividad como centro sanitario de referencia en el campo de la salud laboral en el Valle del Nalón.

A la izquierda, sala de mecanoterapia del centro en sus comienzos. A la derecha, gimnasio destinado a la recuperación de los pacientes, en la actualidad

Con el siglo XXI el Sanatorio Adaro busca la modernización, con la atención a personas con enfermedades mentales, discapacitados. Y en los últimos meses se han incorporado unidades nuevas e incluso únicas en Asturias. Por un lado la Unidad de Atención Infantil Temprana (UAIT) que el pasado año atenció 75 casos de niños de todo el Valle con algún trastorno en el desarrollo o en situación de riesgo y que desde 2014 tiene su sede en el Sanatorio. Y también el servicio de Terapia Acuática del Adaro, que si bien lleva años desarrollándose, ahora incorpora nuevas actividades también para todos los públicos.

Porque lo que empezó siendo el Hospital de los Mineros, ahora es el Hospital de todos los de la cuenca minera.

A la izquierda, antiguo quirófano nº1 del centro. A la derecha, modernas instalaciones de radiología

 

Programa de actividades enmarcadas dentro de los actos del centenario

Al igual que la vida cotidiana ha ido cambiando el Sanatorio Adaro ha ido evolucionando conforme variaban las necesidades de los pacientes que acudían al mismo. Si en sus orígenes su actividad se centró en la rama de la traumatología en la actualidad se decanta por las necesidades geriátricas de la población asturiana.

Respecto a las actividades que se van a llevar a cabo para festejar este centenario se desarrollarán principalmente en 12 de febrero, cuando tendrá lugar el Acto Central del Centenario. Conmemoración que se realizará en el Conservatorio de Música de la mancomunidad del Valle del Nalón, en el distrito langreano de Sama.

En torno a las cinco y media de la tarde tendrán lugar las intervenciones comenzando por la del doctor Vicente Vallina (hijo de una de las figuras claves de este centro hospitalario), al que seguirá don Luis Adaro y Jove, biznieto del fundador del Sanatorio Adaro Luis Adaro. Tras los discursos sin duda más emotivos llega el turno de los políticos con la intervención primero de la alcaldesa de Langreo y presidenta de la Fundación que gestiona el centro, María Fernández a la que seguirá el presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández.

El acto continuará con las actuaciones del Coro de Voces Blancas del Conservatorio y la del cantautor del valle Chus Pedro (componente de Nuberu). El momento musical será el preludio de la inauguración en la sala de exposiciones de las Escuelas Dorado de Sama de una visión fotográfica desde los comienzos y de material sanitario y quirúrgico antiguo.

Además a lo largo del año se irán programando charlas coloquio, sobre nutrición y envejecimiento, la historia de El Adaro, bioética y envejecimiento. Y se está programando un acto de cierre del centenario que previsiblemente se realizará el 4 de diciembre día de Santa Bárbara en clara referencia a sus orígenes mineros.

Don Vicente Vallina, figura relevante de la historia del centro

Un centenario en el que sin duda se pondrá de relevancia la figura de un doctor que para muchos es una de las partes más importantes de este centro Don Vicente Vallina. Y es que son miles de mineros los que se sienten orgullosos de haber sido atendidos por este doctor que es todo un símbolo de dedicación médica y humanidad entre los asturianos

En los años cuarenta don Vicente ingresó como doctor  en el Sanatorio Adaro, dependiente de la Mancomunidad Sanitaria de Empresas Mineras e Industrias de Asturias, llegando a asumir su dirección desde 1950 a 1982. Logró que fuese hospital de obligada visita de todos los que se dedicaban al tratamiento de las fracturas. Se especializó en las fracturas del raquis, de los politraumatizados o de los quemados por grisú llegando a ser referencia nacional e internacional. Para muchos este doctor nacido en 1914 en el pueblo langreano de La Sampedro  en es el verdadero éxito del Sanatorio Adaro.

Vicente Vallina

 

Comentarios inactivos en esta noticia