Paro general en España

Comentarios desactivados en Paro general en España

CCOO y UGT convocan a huelga general el próximo 14-N coincidiendo con la protesta de otros países del sur de Europa afectados por la política social de recortes

Los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT aprobaron a mediados del mes de octubre el llamamiento para una nueva huelga general que tendrá lugar el miércoles 14 de noviembre. Con esta fecha hacen coincidir la movilización con una “jornada de acción” que está convocada en los países del sur de la Unión Europea y que tienen como objeto “la protesta hacia las políticas de austeridad que están afectando a estos países”. De esta forma, España a acudirá a su segundo paro general en este año, que es además el tercero en la cuenca del Nalón tras la huelga general del 18 de Junio derivada del conflicto de la minería.

El camino hacia la huelga general quedó señalado tras la luz verde de la Confederación Europea de Sindicatos que rubricó la organización de las protestas para el 14-N. Esta iniciativa había partido de los líderes sindicales españoles, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, de CCOO y UGT respectivamente. Ambos querían reforzar la movilización dándole un alcance continental. En España la protesta se plasmará con un paro general al igual que ocurrirá en Portugal, Italia y Grecia. En otros países, como es el caso de los nórdicos, los sindicatos prepararán manifestaciones y otras acciones. Otros sindicatos minoritarios como la CNT, CGT y la CSI también se han suscrito a la huelga general en España. El propósito de los sindicatos españoles es, desde un primer momento, “la coordinación de las movilizaciones en el país con la de los demás países de la periferia, ya que son estos los más golpeados por los recortes impuestos desde la Unión Europea”.

Con esta huelga será la primera vez que en España se convocan dos paros generales en el mismo año, después de la que se desarrolló el pasado 29 de marzo contra la reforma laboral. Los cambios en la regulación de mercado del trabajo provocaron también el paro registrado el 29 de septiembre del 2010 contra el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

En la huelga del 14 de noviembre, los sindicatos españoles en sintonía con sus homólogos europeos, quieren expresar su “rechazo a las políticas de austeridad que” sostienen, “estrangulan el crecimiento de los países del sur de la Unión Europea y penalizan a las capas sociales más modestas”.

En este sentido Ignacio Fernández Toxo, secretario general de CCOO señaló que el acuerdo de la Confederación Europea de Sindicatos para convocar una jornada de acción europea en este día “es muy importante” y consideró que “ya había razones en España para la convocatoria de una huelga general como consecuencia del ajuste brutal que el gobierno anunció en julio y por el proyecto de ley de presupuestos para el 2013”. En esta línea el dirigente de CCOO afirmó que “el gobierno está haciendo inevitable la huelga general”.

Por su parte, Cándido Méndez, destacó que “éste es un claro mensaje de firme oposición a las políticas de austeridad”. También explicó que UGT adoptará una decisión “que será muy clara  y que sin ningún tipo de dudas guardará una correlación con la magnitud de la recesión económica, con el aumento brutal del desempleo y con el sufrimiento que se está imponiendo a la sociedad española”. Asimismo considera necesario “responder al hecho de que en menos de un año se hayan desandado 35 años de camino constitucional en España, al tomarse medidas como la reforma laboral que” a su juicio, “vulneran la Constitución”.

Otro de los factores a tener en cuenta en las movilizaciones del 14 N será la cumbre social. A mediados del mes de octubre, la cumbres social de Asturias, plataforma que reúne a organizaciones sindicales y sociales que respaldan la huelga general del próximo 14 N se reunió en Oviedo e hizo un llamamiento para que “en esa jornada de movilización no sólo resalte el paro en el trabajo de los asalariados, sino la suma de toda la sociedad en la protesta”.

Pero no todos los sindicatos han llamado a sus afiliados a las huelgas. Ese es el caso del sindicato de funcionarios CSI-F no secundará la huelga general del próximo 14 de noviembre (promovida por UGT y CCOO) por responsabilidad, ya que considera que “en un momento en que se está reflexionando sobre la posibilidad de pedir ayuda a Europa el paro puede influir en la negociación de las condiciones”.

En este sentido el presidente del sindicato, Miguel Borra, afirmó que “esta decisión también se ha tomado porque las presiones de los empleados públicos de toda España han hecho mover ficha a la administración y porque creemos que estamos ante una huelga política”. Borra señaló también que “esta decisión ha sido tomada por la inmensa mayoría de los responsables del sindicato, aunque no ha sido unánime”.

Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios afirman que “la huelga tiene un componente político y CSI-F es una organización de carácter profesional e independiente. La huelga” afirman, “se vincula a un referéndum y el sindicato no está para poner ni para quitar Gobiernos, ni está para compartir pancarta o cabecera con líderes políticos de ningún partido, ni con reivindicaciones que no sean estrictamente laborales”.

 

Comarca del Nalón

Por su parte la Unión Comarcal de Comisiones Obreras en el Nalón, que a finales de mes presentó su congreso e hizo balance de los últimos cuatro años, valoró positivamente el paro general de la mano de su secretario general, José Manuel Zapico. Así destacó que “como novedad en esta iniciativa se ha conseguido llevar a cabo las movilizaciones desde la Confederación de Sindicatos Europea. Así países como Portugal, Grecia e Italia acompañarán la movilización con un paro general al que también se unirá España”. En cuanto a las comarcas el secretario general de CCOO aseguró que “esperamos que la huelga sea un éxito porque estamos convencidos que hay razones para hacerlo. Además, en el caso de las comarcas mineras, los ciudadanos saben que una agresión a la que no se responde, tendrá como respuesta otra agresión”.

Otro de los motivos por los que los sindicatos mayoritarios afirman que esta será una buena movilización, tanto a nivel nacional como internacional, es que cuenta con el apoyo y la suscripción de más de 150 organizaciones que se constituyen en la cumbre a nivel confederado. El secretario general de CCOO, Jose Manuel Zapico, afirmó que “hay una fuerte represión y grandes recortes públicos que avalan el hecho de que la gente vaya a participar en la huelga general convocada para el 14 de noviembre. Eso nos hace ser optimistas”.

Por su parte, el secretario general de la UGT en el Nalón, José Manuel Camporro “Coque” afirmó que “dada la situación que vivimos la gente va a salir a la calle”. Si bien, haciendo referencia a recientes declaraciones del gobierno central ironizó con la posibilidad de “que aquellos que no vayan a las manifestaciones de las capitales de provincia sean considerados como afines a la situación social y laboral que se vive”. El engranaje de la Unión General de Trabajadores en el Nalón para la preparación de la huelga general ya ha comenzado a funcionar. Así José Manuel Camporro señala que “estaremos en los mercados del Nalón informando sobre la huelga general del 14 de noviembre y también haremos una importante labor de comunicación con las asociaciones. No falta motivos para la huelga general”. Igual que su homónimo en Comisiones Obreras del Nalón, Camporro señaló la importancia que tiene que la huelga se vaya a desarrollar en otros países de la Unión Europea. “Estas movilizaciones no sólo van a ser en España. También habrá paro general en Italia, Grecia y Portugal. Además, en los países nórdicos se están preparando manifestaciones y actos reivindicativos”.

Comments are closed.