Langreo elimina 1.650 reinas de avispa velutina en un mes y medio de campaña de trampeo

Medio Rural pide respeto a los dispositivos: «Quien los mueve, los rompe o los vacía de líquido por su cuenta es insolidario y nos perjudica a todos. Repartimos a quien las necesite»

El 12% de las trampas ha sufrido daños por la manipulación de personas ajenas al consistorio

La campaña de trampeo para la eliminación de reinas de la avispa velutina que el Ayuntamiento de Langreo inició a mediados de marzo ha permitido ya la captura de más de 1.650 ejemplares. El consistorio instaló 330 dispositivos en otros tantos puntos de su territorio elegidos por técnicos de la Consejería de Desarrollo Rural y de su propia Área de Medio Rural. En conjunto, cubren zonas del fondo de los valles por donde discurren cursos de agua y lugares donde ya se detectó la presencia de nidos en años anteriores.

La cifra de las capturas aún crecerá en las próximas semanas, puesto que las trampas seguirán activas hasta finales de junio, cuando empezará su retirada. Después del verano, la campaña tendrá una segunda fase. La primavera y el otoño, según el criterio de los técnicos, son las mejores épocas del año para garantizar la eficacia del trampeo. «Estamos satisfechos con los resultados hasta ahora, pero hay una mejora que quisiéramos lograr en relación con el comportamiento incívico de algunos vecinos que se llevan por su cuenta las trampas enteras, las cambian de sitio o las vacían del líquido que contienen», apunta el concejal delegado de Medio Rural, José Francisco Torre.

Una de las trampas para velutina en Langreo.

Hasta el 12% de las 330 trampas han sufrido daños o traslados por parte de personal ajeno al Ayuntamiento. «No puede ser. Nadie debería comportarse así porque, al hacerlo, perjudica a todo el mundo. Las ubicaciones están elegidas con mucho cuidado. Desmantelar las trampas perjudica el esfuerzo y el rendimiento. Calculamos que, a causa de esa conducta, hemos dejado de capturar unas 300 reinas más. Y precisamente hubo que retirar 300 nidos el verano pasado, así que esto es importante», añade el edil.

Torre recuerda a los interesados que, si quieren colocar trampas en terrenos de su propiedad, pueden solicitarlas directamente a Medio Rural sin tocar las ya instaladas. «Se las entregaremos o incluso nos encargaremos de ponerlas. Lo que no puede ser es que alguien quite otras, o las rompa o las deje sin líquido. Es insolidario y contraproducente», recuerda Torre.

De las 330 trampas instaladas, el Ayuntamiento colocó 180 por sus propios medios (con la ayuda de Protección Civil para llegar a 50 puntos de difícil acceso) y adjudicó a una empresa la activación de 150. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *