Langreo dará formación a hosteleros y comerciantes para mejorar la tasa de reciclaje del concejo

No hay Comentarios »

La transposición a España de la nueva directiva europea de residuos obliga a reducir la fracción resto y prevé sanciones para las administraciones que no cumplan los objetivos

El Ayuntamiento de Langreo organizará charlas para formar en reciclaje a los miembros de las asociaciones de hostelería y comercio que deseen participar en ellos. La medida es una de las iniciativas contempladas por el área municipal de Medio Ambiente para mejorar la gestión de los residuos y reducir el tamaño de la fracción resto (la parte de la basura que llega mezclada y sin separar a los contenedores) en cumplimiento de la ley que entrará en vigor próximamente para transponer a la legislación española la directiva europea más reciente. La nueva normativa es más estricta y contempla sanciones para las administraciones que incumplan los objetivos de elevar su tasa de reciclaje y contener la fracción resto.

El personal del Ayuntamiento ha mantenido una reunión previa con representantes los hosteleros y los comerciantes del municipio. De ese encuentro surgió la petición de más explicaciones y mejor formación para aclarar las dudas sobre cómo separar y reciclar distintos tipos de residuos. Los técnicos municipales ofrecieron organizar charlas y adaptar sus horarios a los momentos más convenientes para cada sector.

Presentación de los cubos marrones de reciclaje orgánico.

La recogida separada de materia orgánica, que Langreo implantó a finales del año 2018, pasará de ser voluntaria a obligatoria según el articulado del borrador de la nueva ley, cuya entrada en vigor se espera para 2020. Los hosteleros han mostrado su disposición a colaborar en el objetivo de minimizar la fracción resto, aunque se encuentran con problemas de espacio para colocar los cubos necesarios. El Ayuntamiento los está repartiendo en cinco tamaños distintos para que se adapten a la mayoría de las necesidades y los huecos disponibles.

«Necesitamos involucrar más a nuestros comerciantes y a nuestros hosteleros en conseguir el objetivo del reciclaje. Hemos trabajado mucho con las familias y, como es sabido, ya hay 1.500 hogares que tiene la llave para usar los contenedores de basura orgánica y han incorporado ese hábito a su vida diaria. Pero ese esfuerzo se quedará corto si las tiendas y los bares no se suman a él. Porque, por la naturaleza de su actividad, cada negocio genera muchos más residuos que una familia. Queremos tratarlos y cumplir con el compromiso de llegar al 50% de la tasa de reciclaje», explica el concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Javier Álvarez.

La disminución de la fracción resto no tiene únicamente la ventaja de eludir sanciones, sino que significaría un ahorro económico para el municipio. El tratamiento de esos residuos supone un desembolso de 40 euros por tonelada y supone unos 40.000 euros al mes para las arcas de Langreo. Además, la gestión tiende a encarecerse para penalizar a los ayuntamientos que no se esfuerzan en el reciclaje. San Sebastián, por ejemplo, paga 152 euros por cada tonelada. El Ayuntamiento también tendrá en cuenta las quejas de los empresarios por la acumulación de basura en algunas calles del concejo y en los polígonos industriales, donde los contenedores se ven desbordados algunos días por la cantidad de residuos que reciben. Langreo pedirá a Cogersa que los vacíe con más frecuencia y estudia cambios en el diseño de los nuevos recipientes para papel y cartón que se instalen en el futuro con la intención de que su uso sea más cómodo.

Dejar Comentario