La vacunación avanza en el Nalón

La gran mayoría de los mayores de 80 años de la comarca del Nalón ya están vacunados y se continúan aplicando vacunas al resto de la población. Esta noticia junto a la consolidación de mínimos contagios covid en los municipios de Caso y Sobrescobio son los datos positivos de la comarca. El resto de los concejos viven situaciones preocupantes. Sin duda, Langreo es el peor parado, ya que se encuentra en la temida y restrictiva 4Plus. El municipio cabecera de la comarca del Nalón, había sorteado el cierre en multitud de ocasiones desde que la Consejería de Salud impuso a mediados de enero su modelo de contención de la pandemia localizado por concejos. Mientras se espera la confirmación de una cuarta ola, que es posible que sea menos agresiva. Está en la responsabilidad individual de cada vecino que así sea, las recomendaciones son conocidas uso de mascarillas, incluso al aire libre, limpieza de manos, y distancia de seguridad. Nos debemos preparar para afrontar un incremento de casos, mientras nuestros hospitales no han terminado de salir de los efectos de la tercera ola, con un nivel de ocupación de camas UCI del 21% en Asturias.

Vacunación en la estacion de autobuses de La Felguera.

La vacunación masiva continúa. La llegada de cientos de miles de viales permite acelerar el ritmo de inmunización. El último día de marzo había 138.626 personas vacunadas, es decir, el 13,55% de la población asturiana, ha recibido al menos una dosis, y a 88.304 se les ha administrado la pauta completa, lo que implica que el 8,63% de la ciudadanía está inmunizada, especialmente las personas mayores, las más vulnerables a la enfermedad. Así, el 68,25% de los mayores de 90 años ha recibido ya las dos dosis, por lo que casi 7 de cada 10 están inmunizados, mientras que al 93,22% de las personas en ese rango de edad se les ha administrado al menos una. Además, el Sespa ha vacunado al 67% de los octogenarios y el 34,42% de este grupo etario tiene ya la pauta completa.

La última actualización de la Estrategia de Vacunación señala que el principal factor de riesgo de hospitalización y muerte es tener más de 60 años. En este momento y tras varias dudas, se permite la administración de la vacuna de AstraZeneca a personas de más de 55, lo que permitirá dar prioridad a la inmunización de profesionales esenciales de 56 a 65 años. Dentro de este grupo, la vacunación de los menores de 55 años se realizará progresivamente en las próximas semanas, según la disponibilidad de viales. La nota más negativa es que por primera vez desde finales de febrero se registraba a finales de marzo un brote en una residencia de mayores: ocho personas han dado positivo en un centro de Langreo. Uno de ellos ha precisado ingreso hospitalario y el resto están asintomáticos.

Respecto a las medidas más restrictivas, Langreo se unía a Siero el 1 de abril como los únicos concejos que se encuentran en la llamada fase «4 Plus». En los concejos con este nivel de restricciones se establece el cierre perimetral (no se puede salir ni entrar sin una causa justificada), se cierra el interior de los bares, pero se permite servir en terraza, se limitan las reuniones a cuatro personas y restringen los encuentros en domicilios solo para convivientes, se establece también el cierre de centros comerciales (salvo comercios de alimentación esenciales) y la reducción del aforo a un 20% en comercios de más de 300 metros cuadrados ubicados fuera de las grandes superficies. Entre las medidas de control, también están la suspensión de la actividad en interiores de centros deportivos y gimnasios, así como la suspensión de las reuniones de negocios, profesionales, seminarios, de comunidades de propietarios, eventos y encuentros similares. Además, en estos concejos se recomienda el confinamiento parcial de la población.

El malestar de los vecinos se encontró con un aliado inesperado, su regidora. Tras anunciar el Principado que el municipio entraba en esta temida fase, la alcaldesa de Langreo, la socialista Carmen Arbesú, manifestaba acatar las restricciones a las que se verá sometido su concejo sin disimular su “malestar” con la Consejería de Salud por la gestión del nuevo sistema “4 Plus”. “Fue demasiado precipitado”, aseguró la regidora, que se quejó ante los responsables sanitarios del Principado por no haber dispuesto de tiempo suficiente para prevenir a sus vecinos de la inminencia del cierre perimetral y de las limitaciones que conlleva.  La regidora lamentaba que “haya sido demasiado inmediato” y que el modelo de actualización de datos no le haya dejado “capacidad de reacción para concienciar a los ciudadanos de que estábamos en una situación complicada y que había que reforzar las medidas, para decirles: “¡Ojo! Que el semáforo está naranja y a punto de pasar a rojo”.Arbesú, confirmaba que “la salud pública ante todo es lo que nos preocupa”, pero aseguró que “se reforzará la vigilancia para salir cuanto antes de esta situación de riesgo.

Y en esta vorágine de cifras ascendentes, llegó la Semana Santa con el temor a una cuarta ola de contagios. Muestra de ello han sido las estrictas restricciones que se han aplicado en toda España, y en especial, en Asturias. Las medidas específicas para evitar un aumento de los contagios esos días ya son vigentes en la región desde el 26 de marzo hasta las doce de la noche del viernes 9 de abril. En total, 14 días de restricciones en los que no se puede visitar otros domicilios ni estar al aire libre en grupos que superen las seis personas. Además, siguen vigentes otras restricciones generales que ya conocemos, como el toque de queda a las 22.00 horas, el cierre de bares y comercios a las 20.00 horas y el cierre perimetral de la comunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *