La Residencia de Felechosa acoge la expo Mazcaraes, una conexión de Asturias con ritos del Arco Atlántico

No hay Comentarios »

La Residencia de Mayores de Felechosa acoge desde este miércoles 3 de octubre de 2018 la Exposición Mazcaraes, una nueva actividad programa sobre el acuerdo del Grupo Montepío con el Muséu del Pueblu Asturiano de Gijón, que ya facilitó en estos últimos días la exitosa muestra  ‘La vida por delante. La infancia en la calle, 1941-1951’ Fotografías de Valentín Vega, con imágenes hechas en las comarcas mineras. Esta exposición está abierta al público general, al formar parte de la actividad sociocultural organizada por la Residencia del Montepío en comunicad abierta, dentro del compromiso dinamizador del centro con las Cuencas y Asturias.

La expo Mazcaraes cuenta con el apoyo de la Red de Museos Etnográficos de Asturias y del Gobierno del Principado a través de su Consejería de Educación y Cultura. Las fotografias pertenecen a Mara Herrero y los textos de los estudiosos Ramsés Ilesies Xosé Ambás.

Una muestra de la cultura autóctona asturiana enraizada en ritos y tradiciones del Arco Atlántico

Les Mazcaraes d’iviernu son una manifestación cultural compartida en toda Europa. A poco
que profundicemos vemos repitíos personaxes, pieces y representaciones que van del Atlánticu
a les tierres del Este y de les xelaes tierres del Norte a calecese nes orielles mediterránees.
Entender les Mazcaraes d’Asturies nesi contextu ampliu de la mázcara n’Europa da-y más valor
y failo entovía más interesante.
Los materiales, arbíes, preseos y ferramientes del entornu cercanu y familiar, del trabayu
diariu de la casería, aprovéchense pa mazcaritase, amazcarase, revistise o antroxase aquel día
señaláu d’aguilandu. Carátules de cartón, de pelleyu o de madera, trapos, llana, paya, cuernos,
mofu, llueques y esquiles revisten Europa na ivernada, amazcariten Asturies de les Navidaes al
tiempu l’Antroxu.
Estes tradiciones desapaecieron de bona parte del territoriu européu nel sieglu pasáu, el
desaniciu del mundu rural y el progresu mal entendíu xuntáronse al poco valir que se-y dio a la
cultura tradicional. Nos últimos años tamos viviendo la so recuperación y puesta en valor.
Estes mazcaraes tán dando vida a llugares despoblaos, a una Asturies rural que muerre, a una
mocedá que vuelve garrar el testigu de los sos antepasaos y un nuevu turismu escaleya Europa a
la escontra d’elles.
Nesti llibru apaecen tres de les siete mazcaraes asturianes recuperaes: los Aguilandeiros de
San Xuan de Villapañada en conceyu Grau, Os Reises d’El Valledor del d’Ayande y Os Reises
da Montaña d’Ibias.

http://www.montepio.es/wp-content/uploads/2018/10/convulsio-mazcaraes.jpghttp://www.montepio.es/wp-content/uploads/2018/10/IMG-20180218-WA0003.jpg

Los contenidos de la exposición son los siguientes:

Aguilandeiros de San Xuan de Villapañada (Grau):
1_01:
Los Aguilandeiros de San Xuan de Villapañada andan los llugares de Rozadas, Acebéu, La
Llinar ya San Xuan. Acabánonse aquillos días d’andallos a pía, agora son los tractores de la
parroquia los qu’acarretan la comparsa.
1_02:
L’Escobón, tou de blancu, ya’l que pidi licencia: ¿Barremos ou nun barremos? Se la dan,
barri col gamayu de llaureiru ya prepara’l tarrén pal baille los Maragatos. Tamién ya’l que garra
l’aguilandu.
1_03:
Las parexas de Maragatos ponen la color en San Xuan de Villapañada. Al son del gaiteiru
baillan a lo sueltu faendo sonar las esquilonadas que llevan a la cintura.
1_04:
La Vieya ponse de partu, espartaléxanla ya pari una pega ou outru páxaru muertu. Esta
representación vamos vella en muchas mazcaradas europeas.
1_05:
L’Osu ya’l Diablu fonon los personaxes que más quedanon na memoria los vieyos. L’Osu va
revistíu con pellizas d’ovea, lleva una bona llueca amarrada al cinchu ya vase a la xente. El
Diablu, con un forcáu bien llargu, entra polas casas ya va armando falcatrúas por au quiera.
1_055:
Los Aguilandeiros baxanon a la villa de Grau’l día’l mercáu ya pola plaza fixenon ya
desfixenon al sou xeitu. Esta vendedora que ta colos Vieyos ya parroquiana de San Xuan.
1_06:
L’Osu llevanta bona polvoreda nesta quintana de La Llinar, ente grana ya yerba tamién se vei
al Amu l’Osu ya’l grupu de Maragatos.
1_07:
Ángel ya Divina, vecinos de La Llinar, fonon dous bonos informantes pa la recuperación
d’esta Mazcarada. Volve-ys la tradición ya ve-ys las caras foi casi lo que más meritóu la pena.
1_08:
Los Aguilandeiros de San Xuan rematan la función en campu la ilesia representando tolos
papeles de la comparsa. El llabiegu aguarda a ver xuncida una parexa especial, el Cura ya’l
Diablu.

1_09:
2
El Cura ya’l Diablu, la fe ya’l pecáu, dan bon xuegu na mazcarada. Lo qu’esfai’l Diablu
bendízlo’l Cura, ya lo qu’amaña’l Cura cuerri a esfaello’l Diablu.
Os Reises d’El Valledor (Ayande):
2_01:
Nos Reises d’El Valledor d’Ayande hai úa figura que destaca entre as outras, chámanlle el
Choqueiro, pol cinto de chocas que leva na cintura. Salta facendoas sonar y leva un pao largo
unde amarra un fole. A careta de pelexo y el sombreiro de copa son tamén señas d’este
personaxe que s’escoyía entre os miyores mozos da cuadrilla.
2_02:
A Basoira leva un basoiro que pincha y vai barrendo polas pernas da xente. Esta muyerúa del
grupo dos Feos, vestida de veya, leva úa careta de la d’oveya.
2_03:
El Rodalo tampouco pode ser un rapaz parao, ten que ter gracia y nun parar de mover as
cousas col radalo del forno que leva na mao. Nas costas leva un restro de maíz facendo cruz,
que muitas veces queimaban al remate da festa.
Os nenos viven a tradición a medio camín entre el medo y a alegría.
2_04:
Nel cesto da Cardadora van as cardas y a la das oveyas. Esta veya vai espioyando a xente y
cardando polas portas. Na foto quítalle el papel á Basoira coyendo un basoiro.
2_05:
Placeres de Casa del Blanco de Fonteta xa preparóu as copas y escuita a cántiga qu’entonan os
Guapos. Ela foi nacida nel lugarín d’Ouría, nel conceyo vecín d’Ibias, unde tamén vivíu a
tradición dos Reises.
2_06:
Diz un veyo dito da zona: «Maragato, maragato, coa media y un zapato». El Maragato é un
personaxe que tamén se repite noutras mazcaradas con papeles, eso si, mui diferentes. El noso,
el dos Reises del Valledor, fai de comerciante, leva úa romana y vai ofrecendo á xente un
queixo mui especial: queixo de nabo.
2_07:
Esta foto recoye mui ben el xeito que ten que ter el Choqueiro, saltar ben y ter muita
resistencia.
2_08:
As Madamas, que representan a elegancia y el saber tar, van perdendo a compostura según
avanza el día. El viño fai muito y sede nun pasan.
2_09:

3
Os turistas esperan como á conca das papas que se xunten os personaxes pá foto final. Este
ano foi nel horto de Casa Cachán de Fonteta. Despós, camín da fartura final y a esperar outro
ano.
Os Reises de Tormaleo (Ibias):
3_01:
El Basoiro, el Rodalo ya el Folecón abren camín seguidos da comparsa. Aquel outro, que ben
podía ser guinaldeiro, nun ten máis función qu’a d’espantar os páxaros dos hortos daquela
parroquia da Montaña.
3_02:
As Madamas de Tormaleo entonan el vello romance da Reisada: “Es descortesía y es
desobidencia á porta de nobles cantar sin licencia. Venimos cuatro, cantaremos dos, díanos la
limosna, señora, por Dios…”
3_03:
A tradición incorporóu nesta zona outros personaxes, como el Cura ou el Médico, presentes
noutros guinaldos de Cangas ou Ayande pero non nas comparsas antigas da Reisada na Ribeira
ou nel Valledor.
3_04:
El Poblao da minería da parroquia de Tormaleo foi quedando sin xente. As familias que foron
quedando abren as portas ya dan guinaldo a úa comparsa que tamén da vida a úa zona que vai
morrendo.
3_05:
En Tormaleo, á muyer que pare chámanlle A del Neno Pequeno, na foto atende al parto el
Folecón…
3_06:
…el Maragato pésalle a criatura coa romana ya’l Médico atende á parida coas millores
melecías: ¡nun hai millor calmante qu’úa dose de viño del país!
3_07:
Tamos nel tempo das matanzas: “Señora María, como ama da casa, súbase al fumeiro ya
baxe sin tasa…”
3_08:
Se as mulleres entran na mazcarada, que nunca fagan os papeles das Madamas; ese ten que ser
sempre papel d’homes, homes con tetas de cebola.
3_09:
Al final xúntanse as dúas comparsas, a dos mozos ya a dos nenos. ¿Chegarán estos nenos a
pidir el guinaldo na súa mocedá? ¿Quedarán casas abertas ya xente á quen cantar os Reises?
4
¿Tará daquela restaurao el destrozo das minas? Que veñan mutias recuperacióis, que sigan os
Reises dando vida a terras que se van deixando morrer. Temos que resistir.

Dejar Comentario