La Red Natura 2000 y el oso en Redes. Conocerlos para aprovechar sus beneficios

El proyecto europeo LIFE Natura 2000 + Oso enfila su recta final después de decenas de acciones de comunicación en 62 municipios de tres comunidades cantábricas y dos pirenaicas, entre ellos los concejos de Caso y Sobrescobio. En Asturias, también se ha desarrollado en los concejos de Ponga y Aller por formar parte todos ellos de la Red Natura 2000 y albergar la subpoblación oriental de osos, la más amenazada de la Cordillera. El objetivo ha sido mejorar el conocimiento tanto de la Red Natura 2000 como del oso para mostrar las oportunidades y beneficios que ambos ofrecen a la población.

Por ejemplo, vivir dentro de un espacio de la Red Natura 2000 y con osos, no sólo permite seguir desarrollando las actividades que sus pobladores han venido desempeñando tradicionalmente, sino que les da prioridad sobre otros territorios para acceder a fondos públicos a través de los Planes de Desarrollo Rural, y favorece nuevas iniciativas vinculadas a los valores de la red.

Taller para cazadores en el Centro del Parque de Redes, en Campo de Caso. Fotos: FOP

Asimismo, les permite distinguir sus productos agrícolas, ganaderos, turísticos, cinegéticos, etc. frente a otros que no se producen en un territorio de valía internacional. La Red Natura 2000 selecciona aquellos lugares que albergan una naturaleza excepcional; animales, plantas, u otro tipo de seres vivos y su entorno, cuya existencia es importante, más allá del país, para toda la Unión Europea.

Por este motivo, los concejos de Caso y Sobrescobio, además de ser Parque Natural (una protección de ámbito autonómico) forman parte de la Red Natura 2000 y es la normativa europea la que destaca sus valores y les da protección legal. El oso pardo es una de las especies cuya conservación es prioritaria para la ciudadanía europea, y aunque sigue estando en peligro de extinción en la Península Ibérica, se puede asegurar que la Red Natura 2000 resulta decisiva en su recuperación. A pesar de la importancia de la Red Natura 2000 para sus habitantes, más del 80 por ciento de los vecinos del área incluida en este proyecto no la conocían ni sabían lo que era en 2017, tal y como reveló el estudio realizado cuando este se inició. El LIFE Natura 2000+Oso, continuará trabajando en los próximos meses para mejorar ese conocimiento. El proyecto, coordinado por la Fundación Oso Pardo, está respaldado y financiado por la Unión Europea y cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y del Organismo Autónomo Parques Nacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *