El valle del Nalón unido para sortear con éxito la alerta naranja

Sanitarios realizando pruebas PCR a la población de entre 13 y 18 años de Laviana, en el punto covid instalado en el concejo.

La covid-19 se hace fuerte en el 2020 para cambiar nuestras vidas. Asturias pasaba con nota la primera oleada y en la comarca minera del Nalón la incidencia de la pandemia fue menor que en la mayoría del territorio español siguiendo la tendencia de la región. Tras una primavera y un verano tranquilos, a finales de agosto llegaba a nuestra cotidianidad la ‘alerta naranja’. «Se trata de una especie de llamada de atención para aumentar la vigilancia, el control y detección del virus evitando tener que pasar a otras medidas más duras como cierres perimetrales o confinamientos», explicaban desde el Principado tras decretarla en cinco concejos de oriente asturiano, ante una creciente incidencia del coronavirus. Un mes más tarde el concejo de Laviana, tras ser localizado un brote entre los jóvenes del concejo, se convertía en el sexto municipio en el que se decretaba dicha ‘alerta naranja’, tan sólo seis días más tarde esa alertase extendía, por precaución, a los concejos vecinos de San Martín del Rey Aurelio y Langreo. El objetivo es intensificar muchas de las medidas que ya se están tomando, pero de una manera más estricta y controlada. Entre éstas, incrementar los mensajes de protección y prevención, evitar las agrupaciones de más de 10 personas y cancelar o postergar eventos o actividades que puedan suponer un riesgo para la población. Además de la prohibición del consumo en barras y la limitación a seis personas en las mesas de las terrazas, la recomendación de aplazar actividades no fundamentales y la recomendación de limitar los encuentros sociales

Laviana, primer municipio del Nalón en decretar la alerte naranaja por un brote entre la juventud del concejo.

Los tres concejos urbanos del valle del Nalón se convierten en una zona de especial precaución, en la que todos sus habitantes deben centrarse en atajar el avance de una pandemia que ha trastocado el día a día de sus vecinos. Hablar de positivos concretos es complicado, no se facilitan datos concisos, desde la Consejería de Salud se confirmaba la entrada en una segunda ola. Si bien se apuntó que la evolución de contagios no es tan acelerada como en otras comunidades, pero su aumento progresivo recomienda tomar medidas para frenar ese avance.

Una ‘alerta naranja’ que confirma en que las ciudades del Nalón funcionar como una ciudad lineal, relacionadas entre sí como si fuesen un solo ente. Así se explica que tras detectarseun brote en Laviana, que afecta principalmente a los jóvenes entre 13 y 18 años, tanto San Martín del Rey Aurelio como  Langreo comenzaron a constatar un aumento de positivos. En ninguno de estos dos concejos se ha detectado un nuevo brote, aunque sí un aumento de personas contagiadas, si bien la mayoría son asintomáticos. Los tres municipios comparten hospital, línea de transporte urbano, centros escolares y zonas  deportivas, y de ocio juvenil, lo que hace que aumenten las posibilidades de contagio. Una gran ciudad lineal en alerta cuyos tres consistorios coincidieron a la hora de tomar medidas complementarias a las recomendadas por el Principado, así se reforzaron los  servicios de limpieza y desinfección en los espacios públicos, así como la vigilancia del uso de la mascarilla y de los encuentros y reuniones que superen el número máximo de personas permitido. También se cerraron los parques infantiles y las canchas deportivas y se suspendieron los mercados semanales y las actividades municipales culturales y deportivas colectivas.

Imagen de Blimea, prácticamente sin gente tras el estado de alarma decretado en San Martín.

La reacción de los vecinos de esta comarca minera fue, en general, ejemplar desde el anuncio del recrudecimiento de las medidas. La presencia en las calles de los vecinos disminuyó, lo que implicó que de forma indirecta comenzase a disminuir el consumo en comercios y locales hosteleros. De nuevo, el sector de los autónomos vuelve a ser el más azotado. Por ello, y tras constatar una merma de sus ingresos cercana al 90% desde la Asociación de Autónomo de Laviana (Aulav) se hace un llamamiento a todas las Asociaciones de Comerciantes, hosteleros, empresas de servicios, de los concejos afectados por la alerta naranja, para tener unidad de acción. A los interesados se les emplaza a una reunión, en cuanto finalice dicha medida y la incidencia del covid comience a estabilizarse. Desde Aulav, se reclaman medidas compensatorias, que deben ir,ineludiblemente de la mano, de las sanitarias.

Consideran que los autónomos y Pymes, no deben pagar, unilateralmente, el coste económico de decisiones políticas. Y recuerdan que ellos son los primeros en recomendar acatar todas las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias, incluso muchos de ellos han decidido ‘por responsabilidad’ cerrar sus negocios con la consiguiente pérdida de ingresos. Al mismo tiempo que recomiendan a los vecinos del valle el cumplir con todas las medidas propuestas para evitar un posible confinamiento parcial de alguno de estos municipios

Calle casi vacía en La Felguera.

Las autoridades sanitarias instan a la ciudadanía a evitar las actividades sociales y familiares innecesarias para evitar la trasmisión de la enfermedad e insisten en que no se relaje el cumplimiento de las medidas de seguridad: lavado frecuente de manos, distancia interpersonal de, al menos, un metro y medio con personas con las que no se convive.Además, recuerdan que el uso de la mascarilla para mayores de seis años es obligatorio en vías públicas y espacios al aire libre, en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, así como en los medios de transporte públicos y privados, en este último caso cuando los ocupantes no convivan.La Dirección General de Salud Pública insta a la responsabilidad individual de las personas que están pendientes del resultado de una PCR o que son consideradas contactos estrechos, para que restrinjan su vida social, permanezcan en sus domicilios, vigilen su estado de salud y cumplan rigurosamente la cuarentena para evitar los contagios.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ante la necesidad de anticiparse en la toma de decisiones para tratar de doblegar la curva de incidencia del coronavirus, ha advertido de que si no se consigue se procederá a confinamientos perimetrales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *