El stand de Langreo en la Feria de Muestras llega a 52.000 visitantes y marca un nuevo récord de afluencia

Comentarios desactivados en El stand de Langreo en la Feria de Muestras llega a 52.000 visitantes y marca un nuevo récord de afluencia

El espacio del concejo mejora un 62% su anterior máximo y se convierte en uno de los puntos de referencia de la edición clausurada el pasado domingo

Exterior del stand de Langreo en Fidma.

El stand del Ayuntamiento de Langreo en la 63ª edición de la Feria Internacional de Muestras de Asturias (Fidma) registró más de 52.000 visitantes en los 16 días que permaneció abierto entre el 3 y el 18 de agosto. La cifra marca un nuevo récord en la afluencia de público al espacio municipal en el certamen y supone un considerable aumento  (un 62,5%) con respecto al anterior máximo de 32.000 personas, registrado en 2017. El recuento procede de las estimaciones del propio personal municipal presente en el recinto ferial.

La Cámara de Comercio de Gijón, organizadora de la Fidma, también ha anunciado un nuevo récord en el número total de visitantes que accedieron a la Feria este año, pero el ritmo de crecimiento del stand de Langreo es muy superior al ligero aumento global. “Ha sido un éxito rotundo, con momentos de verdadera avalancha”, señala la técnica municipal de Turismo, Aida Antuña. Según su conteo, en los momentos con mayor tirón llegó a registrarse una cadencia de diez entrada s por segundo al stand.

Por jornadas, el Día de Langreo (celebrado el domingo 4) y, en general, los fines de semana, fueron los momentos con mayor tirón. El mayor éxito, sin embargo, correspondió al jueves 15, festivo. Las actuaciones, el programa para ese día y la presencia del piloto Javi Villa, que firmó autógrafos y gorras, convirtieron esas horas en las de mayor aglomeración de público en el stand. Las mascotas del Ecomuseo del Valle de Samuño, Samu y Samina, ya habituales de la Fidma, fueron también un reclamo continuo para las fotos.

“Teníamos un stand muy completo, con contenidos para todos los públicos, que atraían por igual a niños y mayores. La gente llegaba a la Feria y preguntaba por Langreo. Fue abrumador por momentos”, apunta Antuña. El gran diorama sobre el patrimonio minero e industrial del concejo, construido con muñecos articulados, fue el principal reclamo para atraer la atención, pero, una vez dentro del stand, el público seguía el recorrido por otros puntos con mucho éxito. La reproducción del despacho del pionero de la siderurgia Pedro Duro (que incluía, entre otros atractivos, un cuadro parlante, un antiguo plano de La Felguera o la llave de la primitiva fábrica) o el espacio dedicado a la Brigada de Salvamento Minero, cuya sede se encuentra en Sama, constituyeron también grandes focos de atención.

La programación de actos culturales, conciertos, actuaciones artísticas y presentaciones de las asociaciones del concejo contribuyó a dar variedad y contenido al stand. Fuera de él, en un espacio cedido dentro del Palacio de Congresos por la Cámara de Comercio, también consiguió gran repercusión la exposición organizada por la asociación fotográfica Asemeyando, que representaba igualmente a Langreo en la Feria.

Comentarios inactivos en esta noticia