Disfrutando de la nueva normalidad

Con muchas ganas, una gran incertidumbre y numerosas preguntas de cómo debemos actuar. Así entramos los asturianos en los que ya todos conocemos como la nueva normalidad. La recuperación de las calles comienza a ser efectiva pero nunca debemos olvidarnos de que convivimos con un virus mortal al que debemos mantener a raya. Dos acciones son nuestras principales aliadas para seguir disfrutando de esta normalidad el uso de la mascarilla siempre que no se pueda garantizar una distancia de seguridad de al menos metro y medio, y el lavado constante de manos combinado con el uso de geles específicos.. El objetivo garantizar, de forma prioritaria, la salud pública y favorecer la actividad económica, especialmente en aquellos sectores más perjudicados por el estado de alarma. Se trata de ir volviendo a la normalidad pero con garantías de no volver a retroceder.Tenemos que ser todos muy conscientes de que en este nuevo período, cada persona será responsable de cumplir las medidas universales para la prevención y protección frente a la COVID-19; en especial, la higiene  regular y correcta de manos, el uso de mascarilla  y el mantenimiento de la distancia interpersonal de seguridad.

En el transporte público se mantiene la obligación de llevar mascarilla, al igual que en los coches particulares en los que viajen pasajeros que no vivan en el mismo domicilio. Además se ha reanudado la devolución del cambio en los pagos del billete en efectivo en los vehículos. Por otra parte, el servicio de autobuses nocturno ‘búho’ ha retomado su actividad. Se puede circular libremente por todos los concejos asturianos, sin perjuicio de dar debido cumplimiento a las limitaciones en cuanto a grupos de personas para actividades concretas, distancia social y, en su caso, las que se establezcan en el uso de vehículos. Además, la movilidad interprovincial o intercomunitaria no queda sujeta a limitaciones o causas justificadas, aunque se recomiendo mucha prudencia. Por tanto se puede circular por todo el territorio nacional. En este sentido, las fronteras con países europeos están abiertas, si bien con la salvedad de la frontera portuguesa que, en virtud de acuerdo bilateral con el Gobierno portugués, queda diferida a próximo miércoles 1 de julio. Una movilidad que está permitiendo el reencuentro de muchas familias, amistades etc…

En lo locales comerciales minoristas de alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad, las restricciones de capacidad quedan eliminadas siempre que se mantenga la distancia interpersonal de metro y medio y se use mascarilla. Para los centros comerciales se establece un límite del 50 por ciento de su aforo habitual en las zonas comunes y recreativas, al tiempo que deberán procurar atención con servicio preferente a las personas mayores de 65 años.

En materia de hostelería y restauración la única limitación que se mantiene para la presencia de clientela será el cumplimiento de la distancia social de, al menos, 1,5 metros, tanto para el consumo en el interior del local, en mesa o en barra, como para los clientes de las terrazas. Comienza la ‘nueva normalidad’ los bares de copas, las  discotecas, los parques y zonas de juego infantiles del Principado de Asturias volverán a abrir. En la hotelería también se eliminan las limitaciones de aforo, aunque el uso de mascarilla será obligatorio en las zonas comunes, tanto en espacios abiertos como cerrados.

Nunca antes se ha tenido tanto consciencia como la importancia del turismo en nuestro día a día. Asturias entra en la nueva normalidad y lo hace, al igual que el resto de comunidades, con una regulación propia. En materia turística,entre las nuevas limitaciones se incluye la posibilidad de que los ayuntamientos puedan determinar el tiempo máximo de permanencia en las playas así como en los aparcamientos de las mismas, recordando que la norma incluye la obligatoriedad de mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros en la ubicación dentro de los arenales para todas aquellas personas que no residan juntas. Y ya se empieza a ver en los arenales asturianos, como en la gijonesa playa de San Lorenzo, donde algunos bañistas han trazado cuadrados y círculos en la arena para mantener esa distancia de seguridad recomendada, o las mascarillas que ya forman parte de nuestro día a día.

Y nos podremos ir de fiesta, de forma ordenada y cumpliendo las limitaciones.Las fiestas y verbenas se clasificarán en riesgo alto que no podrán realizarse en el momento actual. Las situaciones de medio riesgo podrán ser realizadas con un control de aforo (de un 75% o un 50% según riesgos) y de las medidas de protección universales, expresamente el mantenimiento de la distancia de al menos 1,5 metros y la utilización obligatoria de mascarilla. Y las situaciones de bajo riesgo podrán ser realizadas con el cumplimiento de las medidas de protección universal, expresamente el mantenimiento de la distancia de al menos 1,5 metros y la utilización obligatoria de mascarilla.Los responsables de evaluar esos riesgos serán los organizadores de los eventos, antes de su celebración. La autoridad sanitaria podrá permitir la reanudación de fiestas, verbenas y otros eventos populares, así como las atracciones de ferias, una vez evaluados sus riesgos.

Niños y niñas disfrutando de los columpios en el parque Dolores F. Duro de La Felguera.

Cultura sí, pero de forma muy controlada. Será obligatorio llevar mascarilla en teatros y espectáculos. Además, habrá que sentarse siempre en las butacas que estén asignadas. Respecto a los lugares de culto se mantiene una limitación del 75 por ciento del aforo, también en el caso de funerales y bodas. Las restricciones en los velatorios  quedan limitadas también a la separación mínima de 1,5 metros entre personas.

Bienvenido a una nueva normalidad de la que los ciudadanos somos los responsables de poder seguir disfrutando. Cumple las normas sanitarias para garantizar seguir disfrutando. Está en tus manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *