“Apostamos por una transición energética basada en el carbón nacional de propiedad pública y privada”

Comentarios desactivados en “Apostamos por una transición energética basada en el carbón nacional de propiedad pública y privada”

Adrián Barbón, Secretario General de la FSA nos recibe en su despacho. Sus ventanas, que dan directamente a la calle de este tranquilo barrio, son las únicas en todo el centro que se encuentran levantadas. “Me gusta que entre la luz y ver a la gente, aunque la verdad es que aquí no hay mucho ruido”.

Adrián Barbón en la sede de la FSA.

Adrián Barbón en la sede de la FSA.

-Desde que se iniciaron las primarias ha destacado que “el cambio debía de pasar Pajares”, ¿en qué se va a traducir?

-Principalmente en un cambio generacional importantísimo que ya se está viendo en la ejecutiva y también un cambio en la forma en la que trabajan los equipos. Antes se apostaba por la representación territorial y ahora voy a tener en cuenta el desarrollo, la capacitación o el conocimiento que tenga quién asuma una responsabilidad. Además la ejecutiva ha pasado a tener menos vocales. Ahora apenas hay, y casi todo el mundo tiene un área concreta en la que trabajar.

-¿Y en la calle como se visualiza este cambio?

-Con muchísimo trabajo de campos sobre el propio territorio. Desde que llegué continuamente estoy recibiendo asociaciones que me trasladan su preocupación en determinados temas y que quiero que vean que el partido parte de una premisa fundamental que es la de estar ligado al terreno. Cuando decía en el congreso que el cambio significaba escuchar mucho, yo me lo creía de verdad. Y, por supuesto, también apelo a un diálogo abierto con las asociaciones, sindicatos y con la izquierda en general.

-Ahora que está “escuchando”, que es  lo que demanda la gente en la calle.

-Nos trasladan la preocupación y los problemas reales que tienen, y nos piden que los tengamos muy en cuenta. En definitiva, que hagamos micropolítica y que tratemos los problemas cotidianos. Obviamente, siempre habrá sitio para los grandes debates políticos pero quieren que estemos más cerca de lo que realmente les afecta. Por ejemplo: cuando se habla que se cree empleo también nos hablan de la necesidad de hacer que este no sea precario, porque hay trabajadores pobres. Trabajadores que aún estando en activo no llegan a fin de mes y tienen que ser ayudados por sus familiares. Y nos piden precisamente esto, una federación pegada al territorio y cercana a estos problemas.

-Es un tema complicado de resolver el que plantea, pero tenemos ya alguna idea al respecto…

-Hombre, si tuviera una solución mágica ya la hubiera anunciado. Pero bueno, yo creo que lo primero sería volver a primar el papel de los sindicatos que con la reforma laboral perdieron su potencia, rompiéndose el marco del diálogo social.

-La reforma del PSOE también fue dura y valió para asentar ésta.

-No, no. Para nada. La que rompió con todo ello fue la reforma del PP que rompió los convenios sectoriales y el papel de los sindicatos.

Ahora hay que llegar a un gran acuerdo de pacto de rentas, de salarios y también un acuerdo sobre el incremento en el salario mínimo. Es decir, medidas concretas.

-Precisamente hoy, los periódicos extranjeros hablan de una nueva recesión económica en España a consecuencia del paro y de la precariedad laboral y no son, precisamente, muy halagüeños.

-Los socialistas entendemos que la recuperación económica no se podía hacer devaluando el salario. Hasta ahora valió, pero como ya se está superando la crisis es necesario que haya pactos en el incremento salarial porque éstos van a repercutir en el consumo y en el dinamismo económico y social.

-Continúa diciendo que no se presentará a la presidencia del Principado.

-Sí, mantengo la posición.

-Y si se lo pide en la calle…

-Creo de verdad que tengo que trabajar en el partido, y que además dos años no es tiempo suficiente para llevar a cabo todos los cambios que planteo. Hay relaciones institucionales que pueden ser compatibles con la secretaria general, pero otras no. No podía, por ejemplo, ser alcalde de Laviana por incompatibilidad de los dos cargos y porque los vecinos tiene que tener un alcalde con dedicación exclusiva. La federación necesita patear el territorio y eso sólo se consigue echándole horas.

-Y si la militancia te marca otro sendero…

-Creo que elegiremos el mejor candidato, pero estoy convencido que el partido me necesita aquí.

-¿Y el salto a Madrid como diputado o senador?

-Bueno, eso son cosas diferentes. Pero no es el tiempo de entrar en ese debate.

Barbón, durante la entrevista.

Barbón, durante la entrevista.

-¿Qué va a suceder con la asociación de comarcas mineras?

-Voy a seguir dirigiéndola hasta que se haga una transición. De hecho, no dimití de concejal para poder seguir. Trabajé mucho para romper el bloqueo en el que estuvo cuatro años, fue elegido por unanimidad y creo que si cesara podríamos entrar en una deriva en la que no hubiera sustitución. Es un riego que no quiero correr. No quiero que vayamos marcha atrás.

-¿La transición energética sostenible con carbón nacional será una de las defensas de la FSA?

-Si, de hecho nuestros documentos congresuales así lo dicen. Apostamos por una transición energética basada en el carbón y creemos que es un elemento muy importante.

-¿Estatal o privado?

-Las dos.

-No tenemos un panorama muy halagüeño…

-Tienen que permanecer los dos sectores porque el carbón es un recurso estratégico a nivel nacional. Hoy en día, con que sólo se respetara el marco de actuación pactado sería muy sencillo.

-Habrá un pacto entre partidos antes o después de llegar a elecciones en el tema del carbón, del empleo, etc.

– No, cada partido tendrá que ofertar su programa pero una vez en el gobierno tiene que haber diálogo. Y yo reivindico precisamente esto. En el parlamento asturiano tenemos una mayoría de izquierda y, habiendo 28 diputados, somos incapaces de pactar en nada. Es que en nada. No quiero hacer reproches, abogo por el diálogo y de mi boca no saldrá nada para tensionar el debate político. Si tengo que poner la otra mejilla para que haya unión lo voy a hacer.

-De Laviana se lleva…

-Todo lo positivo y todo lo bueno. Cierro una etapa preciosa en mi vida. Llegué a la alcaldía con 29, con muchos nervios y con un gobierno local que yo no había confeccionado y que costó que me aceptaran. De hecho, algunos, nunca lo hicieron. Marcia Barreñada y el partido apostaron por mi. En aquel momento estaban mis güelos, Tito y Lala, con los que me críe, y ahora que empiezo otra etapa ya no están. Para mi todo lo que viene de Laviana es bueno, y por eso quiero vivo en el mismo piso de barriada donde vivía con mis abuelos.

Comments are closed.