«Algunos nos están criticando en nuestro primer mes lo que ellos no supieron resolver en años»

No hay Comentarios »

Ha pasado un mes desde su toma de posesión y la nueva alcaldesa de Langreo, Carmen Arbesú (PSOE), estira las jornadas para resolver asuntos pendientes y poner en marcha todos los mecanismos de su gobierno. Gobierna en minoría, sin más apoyos seguros que los votos de su propio partido, y ha comprobado que la oposición no le dará cien días degracia antes de empezar con las críticas. Algunas le parecen muy injustas, pero confía enque los vecinos aprecien una labor de gestión que ya ha empezado y está enfocada endesatascar los proyectos sin respuesta en los últimos años.

Carmen Arbesú, nueva alcaldesa de Langreo, en su despacho del Ayuntamiento,

Apenas empezando, pierde una colaboradora por la llamada del Gobierno regional. ¿Cómo afecta a su equipo la marcha de Rita Camblor a la Consejería de Presidencia?

No se trata de lo que significa esa noticia para el equipo de gobierno, sino de lo que significa para la propia Rita y para Langreo. Es un reconocimiento de la valía de una mujer inteligente y trabajadora, alguien que transmite absoluta confianza en su competencia para asumir cualquier responsabilidad. La echaremos de menos, por supuesto, porque es una gran compañera desde hace muchos años, pero gracias a ella habrá una langreana con voz en el Principado, y ese es un gran activo. También será una gran consejera para todos los asturianos, de eso no caben dudas. En cuanto al gobierno municipal, a él accederá alguien igualmente bien preparado para la labor. El proyecto del PSOE es colectivo, no personalista, y cuenta con muchos perfiles de personas capaces.

En estas semanas de formación del equipo, se ha hablado mucho de su sueldo. ¿Cobrará usted mucho?

No, cobraré un sueldo apropiado y que se queda lejos de la retribución máxima legal permitida para la alcaldesa de un municipio del tamaño de Langreo. Y permítame decir que algunos en la oposición quieren montar un debate sobre falsas premisas. Cobraré 49.500 euros brutos al año, lo que se pagó hasta 2015 actualizado con el IPC. Si en estos cuatro años mi predecesor prefirió no cobrar, fue porque tenía otra fuente alternativa y legítima de ingresos. Mi profesión de abogada, en cambio, es incompatible con el Ayuntamiento, de manera que necesito el salario. Pero Jesús Sánchez convierte su situación y sus decisiones personales en fuente de toda la ética. Es una lógica que acaba dejando la política solo en manos de quienes perciben pensiones o prejubilaciones o de personas que pueden ser alcaldes y concejales gratis porque disponen de otras rentas para vivir. Nosotros no creemos que las instituciones deben quedar solo en manos de la gente adinerada.

Ya ha tenido ocasión de reunirse con la Consejería de Infraestructuras para abordar el soterramiento. ¿Veremos avances próximos en la firma del convenio y en las obras?

Trabajaremos en ello todo el verano. El Principado comprende la urgencia que el final del proyecto tiene para Langreo y en breve, para finales de agosto o principios de septiembre, podremos tener otra reunión con Adif para transmitirle ese mismo mensaje. Es una obra de importancia capital para Langreo, acumula un retraso demasiado grande y no puede haber ni una sola demora más. Exigiremos la firma del convenio lo antes posible, siempre que se cumplan todos los requisitos legales para que no tenga marcha atrás ni dé problemas más adelante, y estaremos vigilantes para que todo llegue a término con la mayor celeridad.

La oposición les ha reprochado no haber tenido acceso al nuevo convenio y habla de ocultación. También la Plataforma por el Soterramiento.

No es así y la oposición lo sabe. El nuevo convenio necesita la aprobación del pleno, de manera que, cuando esté listo, lo tendrá a su disposición para estudiarlo. Pero antes tienen que dejarnos trabajar en él. Algunas críticas, además, son muy curiosas. Al anterior alcalde se le veía menos beligerante cuando gobernaba. Y del Partido Popular, que ahora se lleva las manos a la cabeza por los retrasos, se puede decir que tiene un doble rasero. Cuando gobernaba en España, fue su decisión de retirar los fondos mineros dedicados al proyecto la que desencadenó todos los retrasos y las dificultades que han venido después. Pero prefieren no recordarlo y señalar a otros con el dedo.

¿Qué pasa con el Centro de Referencia Estatal para Personas con Discapacidades Neurológicas de Barros? Tampoco llega a funcionar.

Los langreanos podrán comprobar en breve que el anuncio de la ministra Luisa Carcedo en la campaña electoral no era ninguna promesa vacía. Ya hay un equipo directivo y está en marcha la selección del personal y la contratación de los servicios externos. Hace nada estuvo en Barros el director general del Imserso y confirmó que no hay ningún obstáculo. Después del verano, quienes se paseen por los alrededores del Centro podrán ver a simple vista que habrá actividad en el edificio. El momento de recibir a los primeros usuarios ya no está lejos. En esto, como en todo lo demás, el PSOE cumple.

¿Cómo va la acción del gobierno en otros campos? ¿Cuáles son sus prioridades?

El empleo y la actividad económica. Lo dijimos en la campaña y no eran meros eslóganes. En Langreo hay demasiadas personas sin empleo o trabajando fuera del concejo por falta de alternativas aquí. A esa situación hay que darle respuesta, aunque las posibilidades del Ayuntamiento solo llegan hasta cierto punto y necesitamos la ayuda de otras administraciones. Tenemos que agilizar el asentamiento de empresas en nuestro sector industrial.

¿Se podrán recuperar pronto los terrenos de Nitrastur?

Ha habido informaciones prematuras sobre ese punto. Por supuesto, descontaminar esos suelos y volver a ponerlos en uso es un proyecto de primer orden para Langreo. Pero también es una intervención muy cara. Y queremos una planificación detallada y consensuada, porque es un asunto en el que tiene que implicarse todo el concejo y que probablemente no pueda rematarse en un solo mandato municipal, así que necesita una cierta protección contra los vaivenes políticos. Pero se han publicado cosas que no son ciertas en este momento. Ahora mismo no hay ninguna negociación en marcha con Iberdrola por ese suelo. Y nosotros creemos que es la empresa quien debe asumir los gastos de la descontaminación.

Arbesú en un momento de la entrevista.

¿Está en vías de solución el conflicto con la plantilla municipal? Hay un acto judicial pendiente.

Tenemos un principio de acuerdo para la implantación de la jornada de 35 horas y confiamos en alcanzar un acuerdo que signifique la suspensión del conflicto en los tribunales. Es un conflicto heredado, pero que creemos que puede superarse con el enfoque del nuevo equipo de gobierno.

¿Cómo van las actuaciones especiales para la zona rural que prometía el programa socialista?

Están en marcha. Estamos trabajando, y seguiremos trabajando, mucho en la zona rural, que estaba muy abandonada porque el anterior equipo de gobierno se comportaba en el día a día a como si no importara o si se hubiera olvidado de ella. No hicieron nada, pero nuestro proyecto es que los vecinos y vecinas de los pueblos participen del desarrollo de Langreo y se beneficien de las políticas municipales en igualdad de condiciones con los distritos urbanos. Hay obras, pequeñas pero significativas, para darles calidad de vida que no pueden esperar.

¿Esperaba encontrarse con una oposición tan crítica desde el primer día?

No es ninguna sorpresa. En esta corporación ya nos conocemos todos y sabemos lo que piensa cada uno. Sí que me llama la atención la rapidez con la que han llegado algunos reproches, sin darnos ni un minuto para trabajar antes empezar con las críticas. Pero no pasa nada. Todo sigue su curso normal, en estas semanas ya hemos organizado el Ayuntamiento para los próximos cuatro años y estamos a velocidad de crucero, de manera que las iniciativas empezarán a fluir y los ciudadanos verán resultados y juzgarán por sí mismos. Lo que sí parece excesivo es que algunos critiquen en el primer mes lo que no supieron resolver en años.

¿A qué se refiere?

Al proyecto de recuperación de las piscinas y la zona deportiva de Pénjamo, por ejemplo. Unidas por Llangréu hace bandera de esa causa ahora pero, cuando gobernó, no hizo nada para aceptar los 120.000 euros que el Principado tenía ya presupuestados para construir el cierre perimetral del complejo y pagar el estudio de las alternativas de futuro. Es solo un ejemplo de que la palabrería y las críticas no se corresponden con lo que cada uno hace o hizo en la práctica. Con ese dinero, que nosotros sí tenemos intención de aceptar si aún es posible, el proyecto podría haberse puesto en marcha. Y hay otros casos de desinterés o falta de atención, como la que se ve en el Ecomuseo del Valle de Samuño. Si ellos dicen representar tanto la voz de la calle, ¿por qué también me paran a veces algunos vecinos para saludarme y felicitarme porque ya se nota que, en solo un mes, Langreo está en marcha otra vez? Quienes perdieron el tiempo son mejores en la crítica que en la acción.

Dejar Comentario